Buenos Aires (EP), 16 de Noviembre 2020. Aislado en la quinta de Olivos por el resultado positivo de coronavirus del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, el presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde, por medio de una videoconferencia, una reunión con empresarios australianos por futuras inversiones en la Argentina.

Representantes de la empresa Fortescue Metals Group le expresaron al mandatario su interés en invertir en el país en la generación de energías renovables y la producción de minerales en el marco de lo que denominan «industria verde».

El Presidente estuvo acompañado virtualmente del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y dialogaron con el presidente de la empresa australiana Fortescue, Andrew Forrest, y el titular de la compañía para América del Sur, Agustín Pichot, en lo que fue su primera actividad pública tras el hisopado negativo.

Desde Fortescue le comunicaron a Fernández el interés de la empresa en llevar a cabo inversiones en plantas hidroeléctricas y geotérmicas; en química para el almacenamiento de energía; en producción de amoníaco y de fertilizantes sintéticos; metales ecológicos y membranas de electrólisis de hidrógeno.

«Bienvenidos los proyectos que nos presenten con energías renovables. Celebro la responsabilidad social de la empresa para construir con los mejores valores de las comunidades», destacó el jefe de Estado, y consideró que «el mundo no resiste más maltrato».

Además, afirmó que «la Argentina tiene una gran oportunidad por delante y necesita empresas así, que inviertan y generen trabajo». En tanto, consideró «una gran noticia que una persona tan querida y respetada en nuestro país, como Pichot, esté al frente de la empresa».

Forrest, por su parte, agradeció la disposición del Presidente, y aseguró: «Estamos listos para invertir en la Argentina, somos una empresa de energía de punta que contrata gente y capacitamos gente, y eso queremos hacer allí. Estamos acá para que el país sea líder mundial en energía renovable y para que sea exportadora».

Según los propios datos de la empresa, Fortescue Metals Group lleva invertidos más de 30.000 millones de dólares en el desarrollo de diversos proyectos en distintos países y desembolsó más de 1.000 millones de dólares en la transición hacia la descarbonización de sus procesos.

Desde 2016 la empresa se estableció en América del Sur y opera en Ecuador, Colombia, Chile, Perú y la Argentina, donde adquirió la compañía Argentina Minera (Aminsa) que posee desde 2018 las concesiones de Calderón, Calderoncito y Rincón de Araya, en San Juan, donde también analiza ampliar las inversiones en esa provincia.

Fuente La Nación