Santa Cruz (EPatagonicas) 11 de Dic. – La empresa estatal de Yacimientos Carboníferos Fiscales quedó atrapada en la interna de los senadores del FPV sobre si asistir o no hoy a la asunción de Mauricio Macri en el Congreso. Sin embargo, con que se sentara un solo legislador se aprobaba y Martínez, el radical, no lo hizo.

Aunque luego el jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, confirmó que los legisladores de su bancada “tienen libertad de acción” para concurrir a la Asamblea Legislativa. La decisión se comunicó al término de una reunión en la que no se logró consensuar una posición única y para entonces ya había fracasado la sesión que tenía al proyecto de la cuenca como único punto a tratar por expresa orden de la Presidenta.

“Es una tristeza que no haya salido la ley de creación de YCF. Lamento que el senador Freddy Martínez, que se había comprometido con los trabajadores y con nosotros en votar el proyecto no diera quórum”, se quejó ayer visiblemente ofuscado el ex intendente de Río Turbio y actual diputado del FPV, Matías Mazú.

Es que, según explicó Mazú, “con un senador más que hubiera estado sentado en la banca hubiéramos tenido una ley que nos dé paz y tranquilidad a los santacruceños, pero fundamentalmente a los hombres y mujeres de la cuenca que nos costó muchísimo lograr lo que hemos logrado en este tiempo y que fue gracias a Néstor y Cristina”

“Es una pena que nos haya traicionado de esa manera” arremetió el Legislador, aclarando que “también el diputado Costa” lo hizo “después de haberse comprometido en el Congreso”. En definitiva, “es una pena que los santacruceños, diputados y senadores, nos den la espalda”

Espero, pidió, “que no sea la punta del iceberg del proyecto del PRO y de la alianza Cambiemos después de todo lo que hicieron para ganarle al FPV y para que pierda la gente”

Vale recordar que el proyecto de Yacimientos Carboníferos Fiscales era el único con dictamen y que se discutiría en la jornada de ayer en la última reunión parlamentaria de la Cámara Alta. La idea era aprobar la iniciativa y enviarla rápidamente a la Casa Rosada, para que la Presidenta la promulgue y hoy mismo esté en el Boletín Oficial.

“El miércoles esperamos que el proyecto de ley salga del Senado y sea promulgado por la presidenta Cristina Fernández. Así, podríamos cerrar el trabajo de muchísimos años y concretar el anhelo de pioneros y abuelos de toda nuestra comunidad. Queremos volver a la YCF de antes”, dijo el lunes Oscar Sánchez, secretario general de APS.

Para sacar el dictamen, el Frente para la Victoria impuso su mayoría en el Senado a pesar de que Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino) no convocó a la Comisión de Minería, Energía y Combustibles, una de las que entendía en el tema. Así fue que el dictamen sólo fue firmado por los senadores del Frente para la Victoria que pertenecen a las comisiones de Minería y de Presupuesto y Hacienda, que en rigor era la cabecera del debate.

La iniciativa declaraba de interés nacional «el desarrollo de la exploración y explotación del carbón mineral y sus derivados, como recurso para la generación de energía eléctrica».

La empresa absorbería el control del yacimiento, el complejo ferroportuario y la Central Termoeléctrica a Carbón (CTRT), ubicados en nuestra provincia.

Por la norma se disponía que se transfieran al Estado los bienes y el personal dependiente de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, así como los pasivos registrados.

La nueva empresa gozaría de los derechos exclusivos de «exploración, explotación, comercialización y exportación del carbón y sus derivados directos e indirectos y de generación de la energía producida a través de la Central Termoeléctrica».

El directorio de la compañía estaría compuesto por un presidente, un vicepresidente, tres directores ejecutivos, dos directores en representación del Estado Nacional, dos en representación de Santa Cruz y uno por los trabajadores.

Fuente Diario Tiempo Sur