Entre Ríos (EP) 16 Nov. – En sintonía con la iniciativa presentada en Entre Ríos por el Diputado Provincial, Alberto Rotman, ahora en Córdoba un proyecto de Ley de las mismas características es impulsado por el legislador de Cambiemos, Benigno Rins.

La moción, que lleva por número de Expediente el 25902/L/18, reclama al Ministerio de Trabajo de la de la Provincia que determine en base a inspecciones, datos estadísticos y dictámenes médicos o científicos acerca del potencial nocivo para la salud de los trabajadores y, de corresponder, declare como trabajo insalubre en los términos del artículo 200 de la ley 20744, a las tareas que desempeñan los expendedores de combustibles líquidos (nafta, gasoil, kerosene, lubricantes y/o sucedáneos) que realizan ventas al público en las Estaciones de Servicio.

Rins explica que el proyecto tiene como fundamento primordial y objetivo último intentar dotar de mayor protección y derechos a un sector de los trabajadores “que se encuentra muy postergado en lo que respecta al reconocimiento del carácter riesgoso y potencialmente nocivo de sus tareas”.

Asegura que la importancia que el otorgamiento de tal carácter para este sector de trabajadores “sería trascendental debido a que redundaría en el reconocimiento de derechos que –a priori- les corresponden por lo riesgoso e insalubre de las tareas que desarrollan”.

En este sentido señala que la manipulación de los derivados de los hidrocarburos pone a los operarios en peligro permanente e inminente por el manejo de sustancias altamente inflamables y potencialmente explosivas y, por otro lado, también un riesgo para la salud a largo plazo que se traducen en enfermedades crónicas de una amplia gama de gravedades producida por el contacto con sustancias tóxicas para el cuerpo humano como lo son la mayoría – sino todos- de los combustibles.

“Mundialmente se viene sosteniendo que estas tareas traen aparejados problemas generales como estrés, violencia por robos o asaltos, turnos rotativos, peligro por incendios o explosiones, atropellos o golpes por los vehículos de los clientes, exposición a temperaturas y condiciones ambientales cambiantes”, sostiene el Diputado provincial, “pero principalmente, la exposición a inhalaciones de gases de la combustión como monóxido de carbono, óxidos de azufre y otros componentes de los hidrocarburos como el benceno, que es cancerígeno”.

Al respecto, Rins evalúa que los riesgos derivados del manejo de estas sustancias tornan a la actividad en riesgosa y por lo tanto susceptible de ser declarada como tal en los términos establecidos por el art. 200 último párrafo de la ley N° 20.744 (de Contratos de Trabajo).

“Párrafo aparte merece el tratamiento de Benceno cuyas propiedades cancerígenas son reconocidas y admitidas, además, en todo el mundo. El estado argentino ha reconocido este carácter incluyéndolo en el Registro de Sustancias y Agentes Cancerígenos, creado por Resolución N° 415/2002 de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo” afirmó. “No en vano, las aseguradoras de riesgos del trabajo exigen exámenes periódicos al personal de estos establecimientos”, agregó el parlamentario cordobés.

Finalmente aclaró respecto de todos los argumentos vertidos en la fundamentación de la resolución, que el solo hecho de estar expuesto a determinados riesgos no significa que una tarea deba calificarse como insalubre. “Sin embargo, en atención a las características de las tareas desarrolladas por los trabajadores de las Estaciones de Servicio, puede argumentarse que el riesgo así como el desmedro a la salud no pueden ser eliminados en forma total, lo que caracteriza a la tarea en si misma considerada como riesgosa y ameritan –como mínimo- que se resuelva ordenar a la autoridad de aplicación que realice una exhaustiva inspección de las condiciones de trabajo”, concluyó Rins.

Gentileza Surtidores