Neuquén (EPatagonicas) 31 de Agosto. – Según la compañía, la ampliación del Polo Petroquímico, puede alcanzarse en el año 2023, siempre y cuando la oferta de gas de Vaca Muerta responda a lo esperado.

Días atrás, las autoridades de la empresa visitaron la prueba piloto que hicieron con YPF en El Orejano, Neuquén, donde la producción ya alcanza, con 16 pozos, los 750.000 metros cúbicos de gas. Ahora ambas firmas trabajan para tener 23 pozos productivos para fin de año.

“Números como estos permiten no solo acelerar la disponibilidad de gas natural en la Argentina, sino también nos animan a pensar en la futura recuperación de la suficiencia energética del país”, expresó Jim Fitterling, vicepresidente Global y Líder de Operaciones de Negocios de Dow, que recorrió el lugar junto con Miguel Galuccio, presidente de YPF.

La empresa tiene en carpeta una iniciativa para duplicar la capacidad de producción de su planta de plásticos. Podría lanzarse en 2023 y dependerá de cómo responda la oferta local de gas. Según los cálculos de Dow, la producción podría orillar los 200 millones de metros cúbicos diarios en 2022.

Desde 2005 el sector petroquímico argentino comenzó a penar por la escasez de gas natural y los cortes del suministro se hicieron moneda corriente, mientras la demanda de productos siguió creciendo. Para l la web revistapetroquímica.com ese escenario podría cambiar de forma abrupta antes de que termine este decenio.

Al menos así lo creen desde Dow, el principal actor del mercado petroquímico argentino y la tercera empresa del sector a nivel mundial.

En un reciente seminario en Buenos Aires, Bridger mandó por primera vez una señal muy clara: “Apuntamos a duplicar la capacidad del Polo de Bahía Blanca y transformarlo en un centro de actividad de exportación para América Latina, el más grande de la región”.