Buenos Aires (EP), 22 de Nov 2022. Faltantes de insumos, inflación y encarecimiento del crédito son los problemas que señalan las empresas para una merma en la actividad.

La industria continuó con su proceso de «ralentización» en octubre, ya que marcó una caída mensual del 0,6% y mostró un menor ritmo de crecimiento interanual al observado previamente, según los datos preliminares que maneja el Gobierno. Las pymes manufactureras también mostraron una baja, en este caso del 0,7% respecto a septiembre. Las empresas insisten en los faltantes de insumos por las dificultades de acceso a dólares, pero también en los efectos de la inflación sobre la demanda y el encarecimiento del crédito.

El último informe del Centro de Estudios Para la Producción (CEP XXI), el cual depende de la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo, destacó que “se espera que la actividad sectorial se haya ralentizado en octubre”. El índice adelantado del organismo, que toma el consumo de energía de Cammesa, arrojó una “leve” caída desestacionalizada de 0,6% contra septiembre. En la medición interanual el crecimiento fue del 3,3% y de 4,7% en comparación al mismo mes de 2019.

Los datos del CEP XXI representan un empeoramiento respecto a la medición que realizó el Indec sobre septiembre, última información oficial disponible. El indicador del organismo estadístico había mostrado para ese período un crecimiento del 4,2% interanual y 18,9% contra 2019. Respecto a agosto había marcado una baja del 0,2% mensual. Por su parte, el relevamiento de la UIA mostró una fuerte baja desestacionalizada, del 3,6% en comparación a los niveles de agosto.

En este sentido, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) informó que su Índice de Producción Industrial Pyme, sobre una muestra de 371 empresas a nivel federal, reflejó un alza del 0,6% interanual en octubre, pero se retrajo 0,7% en la comparación mensual. “En el acumulado enero-octubre, mantiene un aumento de 2,2% frente a los mismos meses del año pasado”, señaló la entidad.

“La inflación y la pérdida de poder de compra del ingreso se sienten en el mercado y muchas industrias mostraron preocupación por la caída en los pedidos de producción para 2023. Además, continuaron en octubre los problemas de desabastecimiento de algunos insumos”, afirmó Came.

La falta de insumos, en medio de los problemas de abastecimiento global y sobre todo de las restricciones de acceso a dólares para pagar importaciones, es el principal reclamo de los industriales actualmente. La UIA afirmó en su último reporte que la baja en la actividad está explicada por “algunas paradas plantas”. Cada semana se suman nuevos casos en los que hay dificultades para sostener los niveles de producción por parte de las empresas.

La casa fabril advirtió que para los próximos meses el escenario es «desafiante» además por la aceleración de los costos, con niveles de inflación por encima del 6% en los últimos cuatro meses y la suba de las tasas de interés que propicia el BCRA.

Según la casa fabril, «el mayor costo de financiamiento ya tuvo impacto en el sector privado. En octubre, se contrajo 12,7% interanual en términos reales, acelerando la caída respecto a los meses anteriores».

El ministro de Economía, Sergio Massa, sostuvo que la posibilidad de tener libre disponibilidad por USD5.000 millones del swap chino aliviará la situación de acceso a divisas para sectores productivos. También anticipó que la UIA tendrá lugar en la mesa de decisiones del equipo económico para transmitir las dificultades del sector.

Fuente https://www.baenegocios.com/

Fotografía Bloomberg Línea