Buenos Aires (EP), 2 de Dic 2020. De acuerdo a lo reglamentado por el Estado Nacional, hoy debería haberse aplicado una nueva actualización de los tributos que gravan a las naftas y gasoil. Sin embargo el incremento comenzará a regir desde el 16 de diciembre.

A través del Decreto 965/2020, el gobierno dispuso aplazar la suba de los impuestos a los combustibles que debía comenzar a regir desde hoy.

De acuerdo a la normativa, publicada en el Boletín Oficial, el incremento se materializará desde el 16 de diciembre inclusive, suspendiéndose toda otra actualización hasta el 15 de enero de 2021.

Durante 2020, a pesar de la caída en los precios internacionales, hubo varios aumentos en los precios de los combustibles, y uno de los factores fue por una actualización de gravámenes que se aplica cada tres meses de acuerdo a la evolución de la inflación.

Según estableció el Decreto 783/2020 en el mes de septiembre, para el impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y el dióxido de carbono (IDC), “los ajustes correspondientes al primer trimestre del año 2020, surtirán efectos para la nafta y el gasoil, desde el 16 de octubre de 2020, inclusive, suspendiéndose toda otra actualización hasta el 1° de diciembre de 2020”.

Al respecto, el economista y consultor, Cristian Bergmann, afirmó a surtidores.com.ar que la actualización trimestral de los tributos correspondientes al segundo trimestre alcanzará el 5,2 por ciento. A dicha postergación, se suma la del tercer trimestre, cuyos indicadores inflacionarios ascienden al 7,4 por ciento.

En resumidas cuentas, en el caso de que el gobierno nacional decida trasladar en su totalidad los aumentos de impuestos al surtidor, desde el 16 de diciembre los montos deberían crecer 12,6 por ciento.

Para el caso de la nafta en sus dos variantes de venta al público, los impuestos deberían incrementarse 1,94 pesos, y en el caso del gasoil en sus distintas calidades la variación debería establecerse en 1,24 pesos.

“El aumento representa el términos porcentuales respecto a los precios vigentes en CABA el 3,1 por ciento para la nafta súper y del 2,2 para el gasoil grado 2”, dijo el especialista.

Fuente Surtidores