Mendoza (EP) 6 Nov. – El ICBC le dio una atención especial a la misión de Mendoza. Invitó a una veintena de sus principales clientes, expectantes ante posibilidades de negocios en la Argentina. No se presentaron «grandes millonarios» de Shanghai que se prevía, pero sí un núcleo de inversores de bienes raíces y algunos otros clientes menores. Sin embargo, desde la torre ubicada en el distrito de Pudong, en donde están algunos de los edificios más altos del mundo, señalaron que «la exposición tiene un efecto multiplicador» en todo el banco y en los inversores chinos.

El ministro de Economía, Martín Kerchner, fue recibido por las autoridades del ICBC, el banco más grande del mundo y un órgano fundamental del gobierno chino.

Acompañaron a Kerchner el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú y los representantes de ProMendoza, Mario Lázzaro y Fernando Urdániz, además  de Javier Lupiáñez, el representante del ICBC que vincula los fondos y empresarios de China y al Estado, una pieza clave de las misiones a este país.

El ICBC le dio una atención especial a la misión de Mendoza. Quienes conocen la relación entre China y el resto del mundo saben que no es sencillo ser recibidos en una cadena de eventos por quienes conducen la banca.

En este caso, incluyó una recepción especial, una serie de discursos y el Banco invitó a una veintena de sus principales clientes, expectantes ante posibilidades de negocios en la Argentina.

En su discurso de bienvenida, el gerente Zhang Qiangqiang resaltó el interés del poderoso banco en recibir las propuestas de inversión en Mendoza. Kerchner, a su turno, mostró un video en donde mostró a “Mendoza, tierra de oportunidades”.

Sobre el final, Kerchner señaló a los potenciales inversores chinos que “Mendoza fue construida por inmigrantes, los que aportaron a que actualmente sea lo que es”. “Esta unión con inmigrantes y pueblos originarios nos han permitido ser un pueblo multirracial, que convive en comunidad y se preservan y protegen las tradiciones de cada una”, añadió.

Esto ultimo, respondió a una característica de las relaciones con China que señalan los expertos: “China -considera Lupiáñez- valora muchísimo la vinculación no solo comercial sino en los aspectos culturales”.

“En Mendoza, subrayó Kerchner,  estamos intentando que pasen cosas buenas antes que en el resto de la Argentina”. En este punto, se refirió a la llegada de Uber y a los aspectos que la hacen confiable en materia jurídica y el orden social.

Kerchner habló del potencial de Vaca Muerta, de la próxima licitación de la central hidroeléctrica Portezuelo del Viento, en Malargue. Además, los tentó a interactuar con los proyectos de energías limpias que están en marcha.

El aspecto de la industria metalmecanica y desarrollo de maquinarias fue otra de las ofertas del ministro mendocino a los potenciales inversores chinos.

En tanto que el broche de oro fue el ejemplo del Malbec en el desarrollo de un producto agrícola que se ha transformado en una industria presente en el mundo.

Un punto aparte en la presentación de Mendoza fue dedicado al desarrollo de inteligencia artificial y software, por lo que presentó la disponibilidad de los polos TIC de Mendoza. “Si ustedes deciden invertir en Mendoza, tendrán un lugar físico durante un año para desarrollar su actividad”, les ofreció.

Gentileza MDZ on Line