Buenos Aires (EP) 10 de May. – El juez Javier Cosentino, a cargo del concurso de Oil Combustibles, visitó la refinería y adelantó a los empleados la medida que tomará con la compañía. No obstante les aseguró continuidad ya que ya hay empresas interesadas en hacerse cargo de la gestión. Oil emitió un comunicado.

El Juez Javier Cosentino estuvo de visita en la refinería de Oil Combustibles con la intención de comunicarles a los trabajadores de la planta que este viernes dispondrá la quiebra de la petrolera.

La noticia, sin embargo tuvo varias aristas, ya que según los operarios que estuvieron presentes en la reunión con el magistrado, de la angustia que les provocó los dichos de Cosentino, la posibilidad cierta de que otra empresa se haga cargo de la operatoria en solo dos semanas, “les levantó la moral”.

“Nos dijo que la liquidación duraría varios meses pero otra compañía comenzaría a gestionarla rápidamente para ponerla en marcha cuanto antes”, afirmó a surtidores.com.ar uno de los empleados que participó del encuentro. “Y lo más importante es que nos aseguró la continuidad laboral”, expresó con alivio.

Y si bien no trascendió oficialmente el nombre de la petrolera, todo indica que podría ser Trafigura. “Cosentino no quiso confirmarlo, pero nos adelantó que en caso de que la apuntada no se haga cargo hay otras que están en la agenda”, manifestó el trabajador.

Como se recuerda la holandesa figuraba como principal interesada en comprar Oil Combustibles pero desistió de su oferta por la intransigencia de la AFIP de aceptar un plan de pagos. “Descartada la conformidad del mayor acreedor, resulta a todas luces inconveniente transitar el camino establecido por los arts. 48 y ss. de la Ley de Quiebras, cuando se conoce ya el desfavorable resultado“, aclararon desde la compañía.

Actualmente, el organismo le reclama a Oil más de 19 mil millones de pesos, incluyendo intereses y punitorios. Las circunstancias en que se acumuló esa cifra se discuten en la causa en la que a Cristóbal López y su socio Fabián de Sousa se los acusó de haber defraudado al Estado al no pagar con la petrolera el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

EL COMUNICADO DE OIL

La petrolera comunicó a sus operadores que “varias compañías del mercado, locales e internacionales, se encuentran interesadas en dar continuidad a la operación de suministro de combustibles en el corto plazo, y posteriormente tomar control del negocio de Oil Combustibles S.A. De esta forma, Oil Combustibles S.A. iniciaría un período de transición, apoyada por una de las referidas empresas, en la que se abastecería la red abanderada de modo regular, hasta el momento en que la nueva compañía tome el control definitivo de las operaciones”.

Por otro lado, informaron que el juzgado a cargo del concurso ha resuelto prorrogar la medida cautelar “de no innovar” sobre la relación contractual que los vincula, por un plazo adicional de 30 días. Durante el plazo que rija dicha medida cautelar, los estacioneros quedan autorizado a adquirir combustibles de terceros asegurándose que cumplan con las exigencias de calidad legal reglamentarias.

Gentileza Surtidores