Buenos Aires (EPatagonicas) 07 de Mayo. – El presidente de la Cámara de Empresas de Combustibles (Cecha), Carlos Gold, estimó que, luego del reciente aumento del 10% en naftas y gasoil “este mes va a haber una retracción en el consumo de combustibles”.

“Los aumentos anteriores ya generaron un retroceso de ventas a corto plazo, pero luego con el transcurso del mes se fue normalizando. Pero este aumento va a impactar más fuerte que los anteriores”, explicó en diálogo con ámbito.com.

Como botón de muestra, durante los primeros cinco días posteriores al incremento, datos de estaciones de servicio testigo de la Cámara marcaron una merma en las ventas de 28% (con respecto al mismo período del mes anterior).

Aunque, en ese caso, Gold prefiere “ser cautos, porque no indica una tendencia definitiva. Hay que tener en cuenta la incidencia de los consumidores que cargaron antes de la suba y no necesitaron hacerlo entre el 1 y el 5 de mayo porque tenían el tanque lleno”.

Los precios combustibles registran ya cuatro subas en lo que va de 2016: la de 10% en promedio del domingo pasado se sumó a las ordenadas en enero (6%), marzo (6%) y abril (6%), lo cual acumula un incremento del 31%.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, admitió que podría haber un nuevo aumento en el precio de los combustibles si se vuelve a depreciar el peso o sube el valor del petróleo en el mundo.

“El precio de los combustibles depende mucho de cuál es el valor del petróleo”, dijo el funcionario. “Si el precio del crudo y el tipo de cambio se mantiene en los niveles actuales, yo creo que sí (fue la última suba). Pero no puedo estar pronosticando qué va a ocurrir con algo que tiene variaciones de precios que no dependen de lo que ocurre en la Argentina”, agregó.

Razonó además: “Si el consumidor considera que este nivel de precios es alto con relación a otros precios de su economía, dejará de consumir”.