Buenos Aires (EP), 06 de Oct 2022. El empleo registrado en el sector se incrementó 9,8% en mayo con respecto al mismo mes de 2021.

Además, detalló que la minería sumó 17 meses consecutivos con aumentos interanuales en la cantidad de puestos de trabajo.

Por otro lado, datos oficiales de la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía señalan que la producción de gas y petróleo en Vaca Muerta registra récords mes a mes.

En este marco, y con el sector minero y el petrolero en auge, resulta fundamental conocer qué perfiles laborales son los más buscados en estas áreas e incentivar a las nuevas generaciones en la elección de estas carreras.

Con respecto a la actividad vinculada a la extracción de oro, plata y cobre, los perfiles más requeridos son ingenieros mecánicos, ingenieros electromecánicos, ingenieros de minas y quienes cuenten con tecnicaturas con estas orientaciones. A su vez, Argentina está creciendo en materia de exploración minera por lo que las empresas avanzadas en la actividad solicitan geólogos y se valoran mucho las especializaciones en geodesia y geomecánica.

En cuanto a los perfiles ligados a las Ciencias Sociales, la tendencia de los últimos años muestra que estas industrias han aumentado su dotación de profesionales en las áreas de Comunicación, Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y Relaciones Comunitarias.

En cuanto a la minería del litio, los perfiles más buscados son similares pero despuntan los ingenieros y técnicos químicos. Ello se debe particularmente al tipo de planta de producción del mineral que es muy distinta a la minería metalífera. Estos profesionales también son solicitados en el sector de extracción de petróleo no convencional y gas, junto a ingenieros en petróleo, industriales y electromecánicos.

Planteado esto, diferentes empresas del sector exponen que la Argentina enfrenta un grave problema debido a la matrícula reducida y a la gran deserción. Ante ello es menester incentivar que las y los jóvenes elijan estas carreras técnicas para suplir la demanda de estas industrias cada vez más pujantes a nivel económico y laboral.

También resulta fundamental generar espacios de representación para las niñas y las adolescentes en pos de que en los niveles universitarios se conviertan en profesionales de áreas técnicas, hoy casi ocupadas en su gran mayoría por varones. En este sentido, afortunadamente las empresas están cambiando el paradigma, dándole lugar a las mujeres en mandos medios y altos.

De acuerdo con cifras oficiales, desde el 2017 el empleo minero viene sumando cada vez más mujeres. Hace cinco años atrás, la mujer en minería representaba el 7% del empleo minero y en 2021 superó el 9%. Esto refleja una gran apertura respecto a la perspectiva de género y a la inclusión de la mujer en una industria que siempre ha sido muy masculinizada.

En la industria petrolera, según un documento elaborado por el Instituto Argentino de Petróleo y Gas -IAPG-, “un 18% de los trabajadores de la industria son mujeres”, una cifra alta respecto a minería, pero con la particularidad de que las mujeres aún tienen escaso acceso a sectores operativos, técnicos o jerárquicos.

Tanto la minería como el petróleo son actividades con un crecimiento prometedor. Las instituciones educativas tanto del sector público como privado tienen un gran desafío por delante: seguir atrayendo jóvenes para que elijan carreras relacionadas a estas industrias, aumentar sus matrículas mixtas (tanto hombres como mujeres) y lograr que sean cada vez más los alumnos que finalicen sus estudios de manera completa.

Fuente mercado.com.ar

Fotografía Financial Times