Buenos Aires (EP) 27 de Junio. – Legisladores exigieron al Poder Ejecutivo que revele la oferta presentada por el comprador, las condiciones de mantenimiento de la marca en el rubro distribución y de donde obtiene YPF los recursos para afrontar la operación

La iniciativa solicita al Poder Ejecutivo que revele precio y condiciones exigidas por Shell para desprenderse de sus activos

A pesar de no haber definido Shell aun si se desprende o mantiene sus activos locales de refinación, un Proyecto de Comunicación (S-2325/17) elaborado por el Senador Nacional Juan Carlos Romero volvió a poner en el escenario una posible operación de venta a manos de YPF.

La iniciativa presentada por el legislador solicita al Poder Ejecutivo que revele precio y condiciones exigidas por la empresa anglo-holandesa, inventario de bienes y activos y las condiciones de mantenimiento de la marca en la distribución.

“El presente proyecto intenta despejar dudas y eventualmente falta de información sobre un tema de vital importancia económica y social para nuestro país”, afirmó Romero.

Recordó que actualmente hay 630 estaciones de servicio Shell en Argentina y que allí se venden 2.800 millones de litros de combustibles por año, a razón de 500 cargas por minuto.

“La decisión de Shell se enmarca en un contexto de desprendimiento de activos para bajar su deuda tras la compra por U$S 49.000 millones que realizaran a principios de año los accionistas de la petrolera Royal de la compañía BG Group, una empresa británica con cuya fusión crea el operador global de gas natural licuado más grande del mundo”, explicó el parlamentario acerca de las supuestas razones de la venta.

Respecto de YPF Romero se preguntó sobre el fondeo de los recursos para afrontar la referida compra siendo que de acuerdo al último balance presentado por la petrolera en los primeros días de junio de 2017 por ante la Bolsa de Comercio del que surge que “los resultados financieros correspondientes al año 2016 fueron una pérdida de $ 6.146 millones, representando una disminución de 150,6 por ciento en comparación con la ganancia de $ 12.157 millones correspondientes al año 2015”.

En ese sentido ahondó sobre la información a la CNV. “El resultado neto correspondiente al año 2016 fue negativo en $ 28.379 millones, en comparación con una utilidad neta de $ 4.426 millones durante el año 2015, lo que representa una disminución del 741,2 por ciento”, detallo finalmente.

Fuente Surtidores