Buenos Aires (EP), 09 de septiembre 2021. A más de cuatro meses del último ajuste, los estacioneros aseguran que el sector se resiente porque no puede compensar el aumento de los costos. Afirman además que genera un efecto contraproducente en los clientes “porque se enojan cuando sube de golpe”.

El 15 de mayo YPF aplicó el sexto incremento del año sobre el precio de los combustibles. Fue un 5 por ciento promedio en todo el país, acumulando el 26 por ciento desde enero. “Estos aumentos son los últimos de 2021, y en función de esto vamos a poder invertir para producir gas y petróleo a través de un plan de inversión de US$ 2.700 millones“, aseguró el presidente de la petrolera, Pablo González.

Sabido que para las Estaciones de Servicio, el valor en el surtidor junto a los volúmenes de venta son las principales variables para hacer frente a las obligaciones que demanda la actividad. Al respecto, el presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni opinó acerca de cómo los está afectando en la rentabilidad el congelamiento de precios.

“Al congelar los precios y no el resto de los productos que compramos para el giro comercial, se produce un desfasaje que termina en perjuicio del vendedor de combustibles”, sostuvo en diálogo con surtidores.com.ar.

“Nosotros somos críticos del congelamiento de precios. Si no aumentás a la par de la inflación generalizada, después el atraso te obliga a corregir de golpe como pasó a principio de este año. En el medio, el sector se resiente porque pierde durante los meses de atraso y al momento del ajuste la gente se enoja porque sube de golpe”, afirmó.

Si bien desde el gobierno han sostenido que no habrá actualizaciones de precios hasta fin de año, Bornoroni advierte que “no hay nada escrito”.

“¿Están llevando adelante alguna gestión con la autoridades?”, lo consultó este medio. “Nosotros planteamos nuestras realidades en los distintos espacios de trabajo que tenemos, ya sea con el gobierno, con las petroleras, con los distintos sectores que trabajan en la toma de decisiones”, explicó.

El titular de CECHA se refirió además a las ventas prepandemia: “Lamentablemente todavía no llegamos a recuperar el volumen, lo cual es para nosotros un motivo enorme de preocupación. No solo por lo extendido, sino porque esos niveles de febrero 2020, que fue el último mes antes del Covid-19, ya eran de por sí muy malos. La pandemia nos agarró después de dos años de recesión, de caídas de ventas y de mucha dificultad para los estaciones. Y encima después tuvimos estos diecisiete meses de pesadilla. Hoy seguimos pagando las deudas que tuvimos que tomar el año pasado para mantenernos a flote. Queremos volver a recuperar el nivel prepandemia, pero nuestro objetivo tiene que ser recuperarnos de la recesión que empezó en 2018”, enfatizó.

En este sentido, el dirigente reveló el plan de gestión de CECHA para afrontar la era post Covid. “Con las cámaras trabajamos de manera incesante y tenaz para que las estaciones alcancen un nivel de rentabilidad que permita la subsistencia primero, pero que luego nos permita crecer al futuro y salir de esa recesión. Desde CECHA, por ejemplo, buscamos minimizar costos para los estacioneros, presentamos proyectos a las petroleras, a Secretaría de Energía, a los equipos de trabajo que se forman. Queremos que se haga sinergia para que alcancemos la rentabilidad necesaria”.

Finalmente, el empresario cordobés se refirió a la posición de la entidad respecto a los paradores para camiones que impulsa el Ministerio de Transporte. “Si bien no está reglamentada aún esa ley, no hemos visto el bosquejo final del proyecto. Pero lo que sí puedo decir es que necesitamos estar en la mesa donde se discuta su implementación. Si esto sale sin nuestra participación, no vamos a estar de acuerdo. Principalmente porque necesitamos explicar qué sucede con los puestos de trabajo que nosotros tenemos, las economías que llevamos internamente en las Estaciones”, sostuvo, y agregó: “CECHA tiene que ser parte de cualquier proyecto, ley o decreto que impulse la venta de combustible en cualquiera de sus formas”.

Fuente Surtidores