Buenos Aires (EP) 15 de Mar. – La dirigente Rosario Sica sostuvo que viene “peleando” desde hace años y que en algunos municipios logró revertirla. No obstante, la histórica referente de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), se mostró preocupada por el impacto que esto tiene en el negocio de los estacioneros y en el encarecimiento del combustible para las familias y el mundo del trabajo. A la vez, recordó que en los últimos años, logró revertir la aplicación de este impuesto en la Ciudad de Buenos Aires, La Rioja, Catamarca y en numerosos municipios de la Provincia, como Vicente López, Olavarría y Junín, entre más de una quincena.

Rosario Sica volvió a rechazar hoy la aplicación de tasas viales a los combustibles líquidos y ratificó su decisión de realizar las presentaciones pertinentes ante las autoridades al tomar nota de la aparición de nuevas jurisdicciones que parecen dispuestas a aplicar esa tasa.

La dirigente del sector de los estacioneros e histórica referente la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), salió hoy a manifestarse en contra de la decisión de diversos municipios que, según sostienen en la prensa, confirman la imposición de una tasa vial a los combustibles, y que se cobra en al menos 15 localidades bonaerenses.

“Estas cargas tributarias terminan impactando negativamente en los expendedores de combustible radicados en el distrito que lo aplica, ya que no involucra una contraprestación de ninguna índole”, dijo Sica quien consideró que el gravamen resulta una verdadera preocupación por su grave incidencia como disparador de la inflación en nuestro país, además de cuestionar la velocidad con la que se van adhiriendo los intendentes de la Provincia de Buenos Aires.

A la vez, la dirigente sostuvo que al aplicar la tasa, se vuelve más caro el precio del combustible, por lo que el empresario estacionero se ve obligado a trasladarlo al surtidor, con el impacto que esto conlleva en los niveles de venta. “Para el estacionero, esto genera una competencia desleal, ya que la arbitrariedad de las decisiones implica que dependiendo del distrito o municipio, se generan distorsiones para los empresarios”.

Al mismo tiempo, Sica sostuvo que la pelea la viene dando desde hace varios años: “Junto con mi equipo hemos logrado dar marcha atrás en provincias como La Rioja, Catamarca, la Ciudad de Buenos Aires y muchos municipios de la Provincia, como Vicente López, Junín y Olavarría, con la aplicación de este recargo que intimida y genera consecuencias económico-financieras hacia los consumidores”.

“Quería transmitir la preocupación que existe respecto a la existencia de determinados tributos y tasas que son marcadamente violatorias de la Ley 23548 porque se superponen con otros impuestos provinciales o nacionales”, dijo Sica.

En el día de ayer, la prensa había advertido que algunos municipios como Campana comenzaron a cobrar esta tasa a los combustibles desde el 1 de marzo. Se quedan entre 30 y 40 centavos por litro de combustible, pero el cobro de ese adicional no está relacionado con ninguna prestación. La tasa vial se eliminó en diciembre de 2015 en Córdoba pero en Santa Fe el impuesto se sigue cobrando (se aplica sobre los vehículos empadronados).

Fuente Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA)