Buenos Aires (EP) 21 de May. – A sólo una semana de que la Justicia dictaminara la quiebra de Oil Combustibles, cinco empresas y la cooperativa de trabajadores de la refinería San Lorenzo se presentaron días atrás en Tribunales para manifestar su interés en continuar con la explotación comercial de la empresa que perteneció al empresario detenido Cristóbal López.

Las interesadas que se anotaron en el juzgado comercial de Javier Cosentino son Trafigura, YPF, Lukoil, Glencore, Vitol y la cooperativa de trabajadores de la refinería San Lorenzo, que se conformó recientemente para darle continuidad a la operación de la planta santafesina. Trascendió que también hubo interés de Pampa Energía y Hugerbhuler, pero después de reunirse con los interventores desistieron de presentarse.

Los interesados presentaron su oferta en un sobre cerrado y no se conoce el monto de lo que ofrecieron para hacerse cargo de la gestión de la refinería. Tampoco se sabe si además de ofrecer participar en la producción hicieron una oferta final para adquirir completamente la empresa. Solo trascendió que recién hoy se abrirán los sobres en el juzgado y se verá cuál es el ganador.

Las empresas interesadas debían cumplir varios requisitos, entre ellos estar constituidos como una sociedad anónima y demostrar capacidad técnica y antecedentes que permitan comprobar capacidad e idoneidad para la comercialización y producción de combustibles y derivados.

Salvo aquellas compañías que ya están instaladas en el mercado minorista, el resto busca hacer pie en un rubro en el que si bien cuentan con gran experiencia en la distribución de hidrocarburos, sería la primera vez que los comercialicen en el país a través de una red de Estaciones de Servicio.

En el caso de la holandesa Vitol, que ya participa de este segmento a través de 5.000 expendedoras repartidas en todo el mundo, desde su oficina en Buenos Aires ofrece al mercado regional una amplia gama de servicios que incluyen el suministro de combustibles -fundamentalmente naftas y gasoil-, el asesoramiento y soporte administrativo, y todo lo relacionado con las coordinaciones aduaneras.

“Todo este trabajo es realizado en un vínculo estrecho con el cliente para poder identificar las mejores oportunidades de negocio en el competitivo mercado regional”, destaca a través de su página web.

Cuenta en la ciudad de Zárate, con una terminal de almacenamiento, a cargo de la empresa subsidiaria Vitco S.A. la cual por su ubicación estratégica -al borde del río Paraná de las Palmas- permite recibir importaciones y dar suministro a los crecientes mercados interiores de Sudamérica. Posee una capacidad total de almacenamiento de 218.000 m3 y terminal de carga que permite de forma simultánea el acceso de seis camiones- y sus dos embarcaderos.

Glencore por su parte, es uno de los principales comercializadores mundiales de petróleo crudo y productos derivados que suministran 6 millones de barriles diarios a clientes de todo el mundo a través de oficinas ubicadas en Londres, Nueva York y Singapur.

Sus negocios van desde la minería y energía hasta la producción agropecuaria. En América Latina, opera en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia y Perú.

Gentileza Surtidores