Santa Cruz (EP) 23 de Agosto. – Ya suman unos 4.600 desocupados entre empleados de SITRAIC y UOCRA.

Desde SITRAIC precisaron que 3.000 personas se encuentran inscriptas en la bolsa de trabajo, mientras que en UOCRA suman 1.600 trabajadores. A pesar de las diferencias entre los sindicatos, coincidieron en que la obra pública no se ha reactivado en el 2017 y esperan por la reactivación de las grandes obras como las represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz o la finalización de la Megausina en Río Turbio.

Advirtieron que la única salida a la desocupación, hasta que “vuelva el trabajo”, son los subsidios. Para Alejandro Lugo “recibir subsidios es una mala noticia, eso significa que no habrá obras en lo inmediato”.

Tanto UOCRA como SITRAIC se hicieron de subsidios para llevar una solución momentánea a sus afiliados ante la desocupación que afecta al sector ya que la paralización, tanto en lo público como en lo privado, no permite acceder a un puesto de trabajo que garantice estabilidad mientras dure la obra.

El gremio de mayor peso actualmente recibe 1.300 subsidios por un monto de 5 mil pesos mensuales cada uno. Estos son abonados por el Gobierno de Santa Cruz a cambio de realizar mantenimiento de edificios escolares, hospitales, dependencias ministeriales, entre otras.

Asimismo, SITRAIC anunció la semana pasada que el Ministerio de Trabajo de la Nación les asignó subsidios “para paliar la situación precaria de vida hasta tanto puedan ser insertados laboralmente. Está claro que esto no resuelve los problemas de los trabajadores, pero se trata de un paliativo”. Remarcaron que tiene “un importante valor sindical ya que significa romper en parte con la obstinación del Estado, la Cámara Argentina de la Construcción y la burocracia sindical que quisieron evitar dar respuestas a los reclamos de nuestra organización gremial”.

El delegado normalizador de UOCRA en Río Gallegos, Mateos Suarez, señaló que “la desocupación sigue siendo alta en la provincia, nos garantizaron que iniciarían las grandes obras como la usina en Río Turbio y las represas hidroeléctricas, pero los meses transcurren y no se reactivan”.

Detalló que en el primer trimestre de este año el gasoducto que la compañía Techint realiza en Cabo Vírgenes “demandó unos 500 puestos, pero se completaron los tramos de obra y actualmente quedaron unos 350 trabajadores”.

Asimismo, el sindicato aguarda por la activación del plan de 250 viviendas a cargo de la Municipalidad de Río Gallegos, las obras se encuentran ubicadas en Piloto Lero Rivera y Ruta Nº 3 de esta ciudad. “Hay dos empresas que se encuentran listas para arrancar con los trabajos, en tanto que las restantes pidieron al Municipio que nivele los terrenos. Cumplidas estas labores, las obras darán inicio y se absorberá la mano de obra”, dijo Suarez y dio cuenta que “a lo largo del año no hubo reactivación de los puestos de trabajo, hemos recibido muchas promesas, pero no hay dónde ir a pedir trabajo”, precisó.

Más adelante, fue consultado sobre el anuncio que dio el año pasado la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, respecto a la edificación de viviendas en todo el territorio provincial. “El Gobierno Nacional debía enviar dinero para financiar esas construcciones, pero está todo paralizado, no hubo ningún avance”, detalló el dirigente sindical.

Se trata de la construcción de 428 viviendas bajo el programa federal “Techo Digno” que se distribuirían en cinco localidades de Santa Cruz y demandarían una inversión total de 680 millones de pesos, que se realizaría a través del

Instituto Urbano de Desarrollo y Vivienda, según anunció el Gobierno oportunamente.

Fueron cinco las localidades beneficiadas en aquel anuncio: 325 viviendas se construirán en Río Gallegos, cuya licitación fue distribuida en lotes de 27 a 55 viviendas en un total de 9 pliegos. Las restantes serían para Puerto

Deseado (55 viviendas), El Chaltén (5), 28 de Noviembre (18) y Perito Moreno (25).

En otro orden, el secretario general del Sindicato de la Industria de los Trabajadores de la Construcción, Alejandro Lugo, y aseveró que la bolsa de desocupados “en toda la provincia asciende a 3.000 trabajadores”.

“No tenemos soluciones de Nación ni de provincia, ambos gobiernos se encuentran en sus disputas políticas y los trabajadores nos vemos perjudicados por estas internas”, indicó Lugo.

Asimismo, a pesar del “logro que tuvimos semanas atrás con el otorgamiento de subsidios para nuestros afiliados”, explicó que constituye “una mala noticia, ya que esto significa a las claras que Nación no bajará obras para Santa Cruz”.

En otro orden, recordó que “en el 2016 en Argentina se registraron unos 130 mil desocupados en la construcción, pero UOCRA no ha defendido a los desocupados”, y expresó que ese gremio “no dice la verdad respecto a la cantidad de mano de obra que ha perdido su fuente laboral, ya que el secretario general a nivel país (Gerardo Martínez) actualmente acompaña al gobierno de Mauricio Macri y jamás defendió el derecho de los trabajadores”, concluyó.

Gremios se movilizarán hoy en Río Grande

“La difícil situación que afecta a los fueguinos es producto de la peor caída del empleo -en su mayoría industrial- sufrida durante la era Macri. Sumado a las políticas provinciales de aumentos por decreto al personal del Estado, recortes a jubilados y pensionados, tarifazos y flexibilización de las condiciones laborales. Esta suma de hechos fue el incentivo que convocó a una gran cantidad de organizaciones, desde donde se definió la necesidad de una movilización hoy y que finalizará con un acto central a las 14:00 en la Plaza de las Américas”, señala el documento distribuido por la Multisectorial.

La medida se adoptó el martes de la semana pasada, tras una reunión mantenida entre representantes gremiales. “El debate transcurrió durante cerca de tres horas y se analizaron las resoluciones internas de cada organización, finalizando en un amplio consenso en torno a la movilización del 22”, señala el documento.

Asimismo, mencionan que durante el encuentro –el tercero que se lleva a cabo- también se analizó la logística sobre las cuestiones organizativas.

Los metalúrgicos y supervisores, los trabajadores textiles y los del sector plástico movilizarán desde el parque industrial; mientras que los trabajadores el sector estatal, químicos y petroquímicos -de Tecnomyl- lo harían desde la “rotonda del Avión”; para confluir con el resto de organizaciones en la Plaza de las Américas.

Finalmente, señalan que “la movilización del martes es una más, que se agrega a la gran cantidad de reclamos populares que desde la mayor parte de los sectores se vienen realizando”.

“La desocupación, el aumento de tarifas, la apertura de importaciones que atentan contra la industria y las políticas de flexibilización laboral que se viene aplicando, generan una mayor unidad para tratar de resistir ‘en defensa de la soberanía’, a través de movilizaciones masivas. El objetivo es también dar un llamado de atención a toda la clase política, en pleno periodo electoral”, agrega el documento.

Por último, señalan que “ahí radica la importancia de que la comunidad en su conjunto -más allá de los trabajadores, estudiantes y vecinos organizados que participarán- se sume a esta jornada en defensa de los puestos de trabajo, la industria nacional y la soberanía”.

“Fueguinos, hagamos del 22 un día donde nuestras voces se sumen para reclamar por nuestros intereses y derechos”, cierra el texto.

Fuente El Sureño y La Opinión Austral