Buenos Aires (EP) 04 de Mayo. – Quiñenco fue uno de los oferentes más atractivos, según personas con conocimiento de esas negociaciones. A través de Enex, continúa utilizando la marca Shell en sus estaciones de gasolina de Chile.

Shell planea concentrarse en tres oferentes este mes para sus activos petroleros en Argentina después de recibir ocho ofertas no vinculantes de entre US$1.000 millones y US$2.000 millones. Y entre esos tres está Quiñenco, el holding del Grupo Luksic.

Los oferentes entrarán en la segunda fase del proceso de venta, que incluye la refinería de Dock Sud y una red de estaciones de servicio, en las próximas dos o tres semanas, luego de una revisión estratégica bajo un plan de desinversión de US$30.000 millones para reducir deuda después de su mayor adquisición de BG Group Plc el año pasado.

La empresa anglo-holandesa está trabajando con Credit Suisse Group AG en las escisiones en la Argentina, donde los activos de exploración y producción de petróleo y gas no están incluidos en la revisión, ya que las inversiones en esquisto siguen siendo una prioridad, dijo la compañía. Una portavoz de Shell, con sede en La Haya, declinó hacer comentarios sobre el proceso de venta.

El grupo chileno Luksic fue uno de los oferentes más atractivos, según personas con conocimiento de esas negociaciones. Shell vendió su negocio de combustibles en Chile a Quinenco SA, la compañía controlada por la familia Luksic, en abril de 2011. La empresa de Quinenco Empresa Nacional de Energía Enex SA continúa utilizando la marca Shell en sus estaciones de gasolina del país.

Shell, que ya completó dos tercios de su plan de desinversión global, está pidiendo a los oferentes que mantengan la marca en las estaciones de combustible en una señal de que no quiere salir de Argentina, donde planea reforzar la exploración de petróleo y gas de esquisto.

Trafigura y Vitol, entre las mayores empresas de comercialización de combustibles del mundo, también han presentado ofertas, dijeron las personas con conocimiento de las conversaciones.

Raizen Combustiveis SA, una empresa conjunta operada de forma independiente entre Shell y la brasileña Cosan SA, también fue una de las empresas que realizaron una oferta por los activos argentinos, dijeron las personas. Raizen, que se formó en 2011, controla más de 6.000 estaciones de gas de la marca Shell y distribuye alrededor de 25.000 millones de litros de combustible en Brasil, lo que representa alrededor de una cuarta parte del mercado, según el sitio web de la compañía.

Los portavoces de Trafigura y Raizen se negaron a comentar, mientras que los representantes de Vitol y Grupo Luksic no respondieron de inmediato las solicitudes de comentarios.

Entre los oferentes que podrían quedar fuera están YPF, el mayor distribuidor de gasolina de Argentina y perforador de crudo, dijeron las fuentes. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo el mes pasado que la compañía no puede obtener aprobación regulatoria para una adquisición dado su 60 por ciento de cuota de mercado en el sector minorista de gasolina. La empresa presentó una oferta por encima de US$1.000 millones, conforme busca impedir la entrada de operadores globales en el negocio de distribución de combustible en Argentina, dijo una persona cercana a la empresa con sede en Buenos Aires.

PetroChina Co., el mayor explorador de petróleo y gas de China, Pluspetrol SA y Grupo de la Cruz del Sur, una firma de capital privado con enfoque latinoamericano, están entre otros oferentes, dijeron las personas. Portavoces de YPF, Pluspetrol y Southern Cross se negaron a hacer comentarios. El departamento de prensa de PetroChina no respondió inmediatamente a un correo electrónico enviado fuera de las horas normales de oficina en Beijing.

Fuente Revista Petroquimica