Buenos Aires (EP) 17 de Junio. – Opera a control remoto y está pensada para tareas riesgosas, en lugares de difícil acceso.

La compañía canadiense Hard-Line presentó una pala cargadora robot para trabajos pesados.

Se trata del modelo LP401, que opera a control remoto y permite desarrollar tareas de alto riesgo sin que se ponga en peligro la integridad del conductor.

La pala cargadora ya fue incorporada por compañías de la construcción en Estados Unidos.

Hard-Line se especializa en el desarrollo de sistemas de control remoto para diferentes tipos de máquinas.

Multiuso

También puede acceder, por su tamaño, a una variedad de lugares restrictivos donde una máquina operada por una persona no puede trabajar.

Este atributo hace apropiada a la cargadora para los movimientos de materiales propios de los yacimientos mineros.

Las aplicaciones incluyen limpieza de alcantarillas, de transportadores, misiones militares, empuje de mineral, eliminación de derrames, eliminación de materiales, limpieza de pendientes después de voladuras, operaciones de limpieza en depósitos de capa fina, extracción de mineral y transporte de mineral.