Buenos Aires (EP) 11 de Oct. –Hay versiones manuales y autopropulsadas. Dejan una huella angosta y en condiciones que evitan el hundimiento ante el paso de vehículos.

Indu-Val desarrolló una gama de zanjadoras ideales para tender estructuras de servicios de agua y electricidad y para trabajos en el agro.

“El 80% de nuestros clientes es gente dedicada a la obra pública y privada para enterramiento de caños de agua o cables de electricidad”, explica Mariano Valetti, titular de Indu-Val.

“También las zanjadoras representan una solución para hacer instalaciones en establecimientos agropecuarios”, agrega.

Las máquinas dejan una huella angosta y en condiciones que evitan el hundimiento ante el paso de vehículos.

Rendimientos

Las zanjadoras de Indu-Val permiten cubrir extensos tramos en cada jornada de trabajo debido a su capacidad operativa.

“La máquina media que tenemos, la Hidro 900 Plus, es una máquina que, por ejemplo, en una calle compactada, en zona urbana, hace entre 40 y 50 metros por hora”, indica Valetti.

“En terrenos naturales, la zanjadora llega a 80 y 90 metros por hora”, añade.

Productos

La línea de zanjadoras Indu-Val incluye las versiones IV 600 (6,5 HP, manual), Hidro 900 (13 HP, autopropulsada) e Hidro 1200 (26 HP, autopropulsada).