Buenos Aires (EP) 25 de Mar. – Piden créditos blandos para los salarios de abril, mayo y junio y reclaman suspender los aportes patronales y un diferimiento impositivo. Aseguran que necesitan medidas inmediatas y urgentes. La actividad está 100% parada.

Debido al colapso económico provocado por la pandemia del coronavirus, diversos sectores industriales ya salieron a pedir al Gobierno el financiamiento a tasas muy bajas para pagar los sueldos de abril, mayo y junio, además del diferimiento impositivo y las cargas patronales.

Uno de los directivos de la Cámara de la Industria del Calzado, Horacio Moschetto, reveló a BAE Negocios que “la cadena de valor textil-indumentaria-calzado ya formuló un pedido para obtener créditos blandos con el fin de pagar los salarios de abril, mayo y junio”. Asimismo, “pedimos no hacer aportes patronales durante estos meses, y un diferimiento impositivo”, agregó Moschetto, quien detalló que los planteos se elevaron ante la AFIP, el Ministerio de Desarrollo Productivo y la cartera de Trabajo.

Por su lado, Damián Regalini, presidente de la cámara que agrupa a los fabricantes de medias, ratificó los pedidos enunciados por Moschetto y narró: “Tenemos un montón de cancelaciones, ya sea por deudas, erogaciones, gastos fijos, la salida mensual de las empresas”.

“Se frenó la actividad el día 15. No vamos a tener la mitad de nuestro ingreso para atender la situación que va a ser desesperante. Precisamos más medidas, y medidas inmediatas, urgentes”, manifestó Regalini.

Asimismo, el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA), Orlando Castellani, coincidió en la necesidad de contar con líneas a tasas muy blandas para afrontar los sueldos en el primer semestre, junto a un alivio tributario. “La actividad metalúrgica se puede encuadrar junto a los sectores sensibles. No sabemos la extensión de este parate y confiamos en que el Gobierno protegerá a la industria, porque ya ha anunciado medidas en la buena dirección”, señaló Castellani.

El presidente de Adimra indicó que si bien existe un alineamiento con la Unión Industrial Argentina (UIA), “el sector tiene sus propias problemáticas que las vamos a ir informando a las distintas áreas del gobierno”. Respecto del comercio exterior, aseguró que “la cuarentena afecta las exportaciones, porque nadie va a avanzar en ninguna operación en este cuadro”.

Cierre de locales y fábricas

Desde el segmento de las manufacturas del cuero, Rubén Pallone (CIMA), dijo que “tratar de mantener la actividad es imposible. Los clientes cierran locales porque lo nuestro no es primera necesidad; mayoristas y minoristas cierran”.

“La actividad esta 100% parada, con expectativas de que esto no sea demasiado largo, en medio de la temporada otoño-invierno. El temor es que el tiempo pase y no tenga sentido la temporada; necesitamos los Repro para conservar el empleo”, indicó Pallone.

En la industria del juguete, su presidente, Emmanuel Poletto, aseguró: “Estamos preocupados. Nuestro sector acató el decreto, no abrió ninguna fábrica y ahora el problema lo vamos a tener cuando haya que pagar sueldos, servicios, impuestos. Esperemos que el gobierno piense cómo contener la situación”.

Poletto advirtió que “muchas Pymes no tienen carpeta calificada en los bancos” y remarcó que lo que se necesita es diferimiento de impuestos, suspender el adelanto del impuesto a las Ganancias”.

Fuente BAE Negocios