Buenos Aires (EPatagonicas) 13 de Septiembre. – El Ministerio de Energía y Minería mantuvo los valores de septiembre en el mismo nivel de agosto: 12.260 pesos la tonelada para las empresas pequeñas y 12.115 para las medianas ¿A quién beneficia? Gran preocupación de las empresas del rubro.

La industria local de Biodiesel expresó su repudio a la decisión de las autoridades de congelar su valor

El viernes se encontraron empresarios Pyme para plantearle al Gobierno que lance una licitación para generación eléctrica en forma distribuida utilizando biocombustible. Así se podría aprovechar gran parte de la capacidad ociosa que presentan las plantas actualmente, por las dificultades para exportar a Europa.

Hasta ahora, el sector del biodiesel quedó afuera de la subasta de energías renovables por 1.000 MW, dado que entraron energía eólica, solar, biomasa y mini-hidroeléctrica.

Sin embargo, al mismo tiempo se adjudicaron cerca de 2.000 MW para generar energía con gasoil importado con precios de entre 110 y 150 dólares el MWh.

Si bien la propuesta fue bien recibida por las autoridades, comprometidas a estudiar el tema, en medio de la reunión los empresarios se enteraron que el valor de la tonelada para el mercado interno en septiembre no tendría ajuste por inflación ni otros conceptos como venía ocurriendo de forma gradual.

El encargado de transmitir la noticia fue Agustín Torroba, Asesor en Subsecretaría de Refinación y Comercialización en Ministerio de Energía y Minería desde enero de este año. Pero en realidad el mensaje venía de más arriba.

De hecho, mientras transcurría la audiencia se publicó en el portal web. Ya estaba decidido y no fue comunicado con anterioridad, lo que cambió el eje de la discusión.

“Nos pidieron que hagamos un esfuerzo”, cuenta molesto un industrial al tanto de las conversaciones. Esto motivó una reunión con carácter de urgencia entre las Pymes que se fijó para el miércoles a las 13.00 horas. En conjunto, analizarán los pasos a seguir.

Lo cierto es que hay diferencias entre los dirigentes: un grupo propone reclamar públicamente mejoras para el rubro, otros no quieren romper relaciones con las autoridades a tan poco tiempo de asumir.

En definitiva, la medida beneficia a las compañías petroleras, puntualmente a las refinerías, en un contexto en que las naftas y gasoil permanecen congelados al público hasta el mes de noviembre. Juan José Aranguren, el ministro del área, lo resolvió en una audiencia con directivos de tres compañías de peso en el mercado.

Fuente Surtidores