Buenos Aires (EP) 31 de Oct. – La Cámara Federal porteña ordenó al juez federal Rodolfo Canicoba Corral reabrir la causa por la denuncia del ex directivo de PDVSA local Gonzalo Brusa Dovat sobre supuestas irregularidades en la sucursal argentina de la petrolera venezolana.

El juez Canicoba había archivado la causa porque Brusa Dovat, un mes después de haber denunciado esas maniobras ante el fiscal Carlos Stornelli, hizo un giro de 180 grados y denunció ante el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla que había sido “coercionado” para el falso Marcelo D’Alessio para dar su testimonio judicial y conceder cuatro entrevistas a periodistas. Brusa Dovat dio ese giro luego de haberse reunido con abogados y periodistas K.

En su declaración testimonial ante el fiscal Stornelli de febrero pasado, el ex directivo de PDVSA denunció supuestas maniobras de lavado de dinero, sobre todo el ex presidente de la petrolera Angel Morales, y amenazas de agentes secretos del servicio de inteligencia bolivariano de Venezuela (SEBIN).

En una resolución -firmada la semana pasada pero conocida hoy- por unanimidad los miembros de la sala I de esa cámara, Mariano Llorens, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, rechazaron el argumento de Canicoba según el cual Brusa Dovat tuvo “afectada su voluntad” al hacer la denuncia original.