Buenos Aires (EPatagonicas) 07 de Julio. – Entre empresarios y sindicatos industriales acordaron trabajar una agenda común que exprese la preocupante situación productiva. El primer paso antes de llegar a Vidal será la legislatura bonaerense. Referentes gremiales y empresarios bonaerenses alcanzaron un consenso unánime para plantearle al Gobierno de María Eugenia Vidal y a la Legislatura provincial una agenda de cuatro puntos centrales que evite una “crisis terminal” en las industrias, que provoque un descenso drástico en el empleo.

Altos costos energéticos, fuerte presión impositiva, desmedida industria del juicio, y peligrosa apertura de las importaciones serán la agenda a trabajar. La reunión, que se extendió por casi tres horas, se realizó en la tarde-noche de ayer y asistieron empresarios pymes y gremios de los sectores de Camioneros, Textil, Vidrio, Papel, Madera y Plástico, entre otros.

Tanto sindicatos como empresarios hicieron un repaso por las problemáticas que atraviesan los sectores. “Hubo consenso con los gremios por las problemáticas que afectan los distintos sectores. Se llevará al Gobierno y la Legislatura para que atiendan los problemas que afectan a las pymes. Creemos que nos van a ayudar pero necesitamos una respuesta inmediata porque si no, entraremos en una crisis terminal”, afirmó a BAE Negocios el coordinador de la Mesa de Industriales Bonaerenses y organizador del diálogo, Daniel Rosato.

En el encuentro, el titular del gremio del Vidrio, Horacio Valdéz, reclamó “recuperar el mercado interno”, y sostuvo que en la actualidad “no se puede modificar la macroeconomía sino trabajar la micro”. “Hay que cerrar las barreras comerciales, y para eso hay que trabajar con la Secretaría de Comercio. El hambre y la miseria son de hoy porque no se puede vivir con estos niveles de inflación”, enfatizó. Sindicalistas y empresarios coincidieron además en “trabajar en unidad”, y se comprometieron a ampliar aún más la integración de la mesa de diálogo. Entre los presentes, estuvieron representantes de CAME y de la UIA.

Fuente: Diario BAE