Canadá (EPatagonicas) 21 de Julio. – Recientemente, Chuck tuvo una conversación con Odgers Berndtson acerca de Goldcorp, sobre qué características cree que debe tener un buen líder y cuál es su pregunta capciosa favorita a la hora de entrevistar nuevos posibles candidatos.

Durante algún tiempo, pensé que me encantaría tener la oportunidad de dirigir una compañía de minería aurífera, pero nunca imaginé que sería la principal y la más grande compañía de minería aurífera [por capitalización bursátil] en el mundo”, afirma Chuck Jeannes, Presidente y Director ejecutivo de Goldcorp.

En el caso de Jeannes, alcanzar esa posición implicó una combinación de dedicación con una extraordinaria habilidad para tomar riesgos calculados o, como modestamente menciona, “una gran cantidad de trabajo duro, pero también un montón de buena suerte y oportunidades que estuvieron disponibles en el momento adecuado”.

Nacido y criado en el estado de Nevada, ejerció la abogacía hasta que en 1995 su cliente, Placer Dome, una gran compañía minera con sede en Vancouver, le ofreció la oportunidad de abandonar el sector jurídico y trasladarse a lo que él describe como “un puesto de administración general”. Ese puesto era el de Vicepresidente, Consejero general y Secretario corporativo en la región de Norteamérica.

Fue una decisión que, hasta la fecha, describe como un gran riesgo que implicaba un gran recorte salarial. “Si no estás dispuesto a correr riesgos, no tendrás éxito en los negocios”, reafirma. Algo que demostró una vez más, solo cuatro años después, cuando abandonó Placer Dome y se incorporó a Glamis Gold, con sede en Nevada.

Glamis era una compañía pequeña creada recientemente, durante un período en que los precios del oro se encontraban por debajo de los $300 la onza, producto de un descenso constante que se produjo a partir de la década de 1980. “La primera asignación de Chuck fue la de salvar la cotización de Glamis en la Bolsa de Valores de Nueva York, ya que el precio de nuestras acciones estaba a punto de llegar a $1″, explica el Director ejecutivo de Glamis en ese entonces, Kevin McArthur. “En los siguientes siete años tuvo un papel decisivo en cuatro fusiones. Construimos cinco minas… y el precio de nuestras acciones subió de $1 a $56″.

GoldCorp c

“La industria del oro es muy dura”, afirma Jeannes. “Hay que ser lo suficientemente fuerte para competir en otros aspectos. Me di cuenta de que uno compite por bienes y personas tanto como por cualquier otra cosa, por lo que la forma en que estructuras el negocio es vital si quieres tener éxito”.

Una estructura y una estrategia fuerte y centrada es lo que Jeannes ha aportado a Goldcorp. Bajo su dirección, la compañía ha crecido hasta convertirse en un exitoso productor de oro, con minas en Canadá, México, América Central y del Sur, y con una capitalización bursátil de más de $23 mil millones. Esto es un firme testimonio de su capacidad como líder.

“Es muy fácil hacer una lista de todos los puntos más comunes que encontraría en un libro de negocios”, menciona, “pero para mí hay ciertos factores que son absolutamente fundamentales para ser un buen líder. En primer lugar, siempre dirigir dando el ejemplo.

“Nunca le pediré a alguien que se comporte de una forma en la que yo no lo hago. Ya sea trabajar duro, actuar de forma ética, tratar a las personas con respeto o trabajar con una comunicación abierta y franca, no se le puede pedir razonablemente a los demás que hagan esto si no ven que tu también lo haces”.

Es un enfoque empresarial abierto y honesto que intenta fomentar en Goldcorp a través de reuniones semanales para “poner los problemas sobre la mesa”. “Es absolutamente esencial disponer de un entorno transparente dentro de un negocio para tener éxito”, dice.

“La falta de comunicación reprime el éxito y dificulta las mejoras, de modo que me esfuerzo en crear un ambiente donde las personas se sientan cómodas cuando ponen sus quejas sobre la mesa. Presentar los problemas, discutirlos y resolverlos ha tenido mucho que ver con nuestro éxito”.

Pero el éxito no solo se debe a la comunicación. Desde que ocupa el cargo de Director ejecutivo, Jeannes ha seguido una estrategia específica de crecimiento a través de adquisiciones financiadas por la venta de activos secundarios. A menudo menciona que desea que Goldcorp sea la mejor compañía, no la más grande, y que no tiene miedo de perder activos de bajo rendimiento. Esto ha permitido que la empresa financie un mayor crecimiento sin asumir deudas adicionales.

Sin embargo, Jeannes cree que la producción de oro puede haber alcanzado su punto más alto, ya que los yacimientos fáciles de explotar son cada vez más difíciles de encontrar. “En mi opinión, pronto alcanzaremos el máximo de producción de oro” dice. “Ya sea este año o el próximo, no creo que volvamos a ver que la producción de oro alcance estos niveles. “Simplemente no se han encontrado ni desarrollado suficientes minas nuevas”.

No obstante, Jeannes se dedica al éxito continuo del sector. Es un miembro de la junta de directores del Consejo Internacional de Minería y Metales, y director del Consejo Mundial del Oro y de la Asociación Nacional de Minería de Estados Unidos.

“Es un trabajo de 24 horas del que nunca te separas por completo, pero es realmente importante encontrar tiempo para hacer cosas que te mantengan en forma”, añade. Alejarse implica mantenerse activo. En el momento de la entrevista, Jeannes había regresado recientemente de un viaje de pesca con mosca en las Bahamas. “Tengo mi propio bote. Me encanta navegar, ir al medio de la nada y escapar de todo por un rato. Me permite volver renovado y listo para continuar”.

Para Goldcorp, destaca, “las personas son una de nuestras principales estrategias. Una vez que comprenda la importancia de esto para alcanzar el éxito en su empresa, tiene que encontrar la mejor manera de incorporar a esas personas”.

Esto significa trabajar con universidades e institutos, y participar en el programa “Director ejecutivo por un día” de Odgers Berndtson. En este programa, cada estudiante se empareja con un Director ejecutivo durante un día, para que aprendan por observación y apliquen los conocimientos que adquirieron en una situación real. Para los Directores ejecutivos, esta es una oportunidad para educar a los futuros y prometedores talentos.

“Simplemente quiero que los mejores y los más brillantes sientan interés por nuestra empresa”, menciona. “No quiero que trabajen en Apple, quiero que vengan y trabajen en Goldcorp. Si tengo la oportunidad de participar en algo donde puedo cambiar percepciones, alentar a la próxima generación de líderes y generar comentarios positivos con respecto a la empresa, entonces es algo muy importante para mí”.

Cambiar la percepción es importante para el sector minero que, según Jeannes, “todavía se considera una industria vieja y sucia, lo que no es cierto”. También quiere cuestionar otro error común: creer que la minería está dominada tradicionalmente por hombres. De ahí la creación de “Creando Oportunidades, un programa dentro de Goldcorp para el desarrollo y la mentoría de las mujeres en toda la empresa.

Esto es de particular importancia en algunas de las regiones en la cartera de Goldcorp, como Latinoamérica, donde “las mujeres nunca soñarían con escalar en una organización, debido a las normas sociales e industriales a las que están acostumbradas”, afirma Jeannes. Queremos romper esas normas y decir que, si desea recibir capacitación, desarrollo profesional y apoyo, se lo proporcionaremos para que progrese. Simplemente no tiene sentido alguno para los negocios ignorar a la mitad de la población.

“Estamos muy orgullosos del programa y de las 1,400 mujeres que lo han tomado. Hemos notado resultados absolutos”, continúa. “Muchas mujeres han progresado dentro de la organización de formas que no creo que hubieran sido capaces sin el programa Creando Oportunidades”. Dos miembros de nuestro directorio son mujeres y me he comprometido a sumar más para el año 2017. También aliento a algunas de nuestras ejecutivas sénior para que formen parte de otros directorios. Existe una gran falta de mujeres talentosas en los directorios de la industria minera, y nunca podremos llenar ese vacío si personas como yo no intentan cambiar eso”.

Según Jeannes, se trata de “cambiar el punto de vista de la industria” e incluye aspectos sencillos, como hacer que sea obligatorio que el encargado de recursos humanos cuente con candidatas cuando se inicia el proceso de contratación para un nuevo puesto.

Entonces, ¿qué es lo que busca cuando se encuentra en proceso de contratación para Goldcorp? Quizás no sea de extrañar que su respuesta sea “todo tiene que ver con la comunicación abierta. Cuando hago una entrevista, espero respuestas realmente honestas, efusivas y francas, no las típicas respuestas estándar que normalmente se esperan en las entrevistas. Para eso, a menudo hago preguntas que nunca se hubiesen previsto, algo inesperado”.

Su pregunta “capciosa” favorita es pedirle al candidato cuáles son sus debilidades. “Nunca están preparados para eso, y uno puede notar realmente si son honestos”, afirma. “Siempre me causará sospecha de manera inmediata una persona que dice que no puede pensar en algo que haga mal, ya que nadie es perfecto en todo. Cosas tan sencillas como esa pueden proporcionarle mucha más información acerca de alguien”.

De hecho, Jeannes dice que hay que ser crítico para ser perfecto. “Ser un líder significa vivir en la mira de todos”, menciona. “Cada aspecto con respecto a cómo procedes y qué logras es visible”. A la fecha, su conducta y sus logros han hecho que Goldcorp llegue a ser la principal y la más grande productora aurífera del mundo por capitalización bursátil, de modo que es difícil entender qué es lo que Jeannes hace mal.

Prensa Goldcorp