Buenos Aires (EP) 24 de Ago. – Lo más parecido en julio de 2009, en medio del crac financiero global de Lehman Brothers.

La actividad económica de la Argentina en junio se desplomó 6,7% en relación al mismo mes del año anterior. Para encontrar una caída similar hay que retrotraerse a julio de 2009 cuando fue 6,8%. En ese entonces la Argentina sufría los avatares de la crisis de Lehman Brothers, la peor crisis global en ochenta años.

Los datos difundidos hoy sobre la economía en junio fueron relevados por el Indec. Corresponden al estimador mensual de actividad económica, un indicador que replica de manera fiel el desempeño del PBI. Esta tarde el organismo publicó que la economía cayó 6,7% en junio y en lo que va del año se contrajo 0,6%.

La virulencia de la contracción de junio se explica por los impactos de la sequía y la crisis cambiaria que pegaron de lleno en el segundo trimestre. Según los economistas las consecuencias persistirán al menos hasta el tercer trimestre. “Era esperable la caída”, dice Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma sobre el resultado dado a conocer por el Indec. “Mucho tiene que ver lo del campo pero también se suma la crisis de balanza de pagos”, refiriéndose a la disminución brusca del financiamiento a la Argentina que obligó al Gobierno a sellar un acuerdo stand by con el FMI el 20 de mayo último.

En 2009 la economía argentina cayó 5,7%. Esta vez el contexto global es más benévolo para el país. Las economías avanzadas, principalmente la de Estados Unidos, enfrentan perspectivas de crecimiento éste y el próximo años. En cambio se han modificado las condiciones de liquidez en los mercados en desarrollo -aumentó el costo de endeudamiento-, y eso provocó que economías como las de Argentina, Brasil y Turquía sufran en los últimos meses la fortaleza del dólar. Sus monedas se deprecian.

El consenso de economistas estima una contracción de 0,5% en Argentina para este año. También el Gobierno. Hay quienes estiman la caída podría resultar incluso superior. El FMI en su staff report había incluido una previsión de 0,4% de crecimiento para 2018, hoy no descartó una contracción. “Como resultado del ajuste que vemos probablemente veamos otro año de contracción en la actividad económica”, dijo esta tarde el director del Departamento del Hemisferio Occidental para el FMI, Alejandro Werner.

Gentileza Tiempo de San Juan