Buenos Aires (EPatagonicas) 01 de Agosto. – El índice de precios de los trabajadores arrojó una suba del 2,7% en junio. El poder adquisitivo cayó un 10% desde noviembre

Unos 45 gremios bajo el paraguas de la Central General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) publicó el segundo índice de precios propio en lo que va del año, que arrojó una suba del 2,7% en junio y una suba interanual del 46 por ciento.

La publicación de este índice –que calcula el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET)– no es casual. Los representantes gremiales buscarán usar estos datos para negociar las paritarias con el gobierno nacional y los empresarios, en un marco en que los acuerdos salariales en algunos sectores están en vísperas de revisión, según se había acordado.

Hugo Yasky (CTA), Sergio Palazzo (Bancarios), Rodolfo Daer (Alimentación), Roberto Baradel (SUTEBA), Gerardo Martínez (UOCRA), y Víctor Santa María (SUTERH) fueron algunos de los referentes que estuvieron durante la presentación del segundo dato del año.

Esta medición contempla la capacidad adquisitiva del salario en función de una “pauta de consumo que caracteriza a los sectores trabajadores en general y a cada subsector en particular”, según especificó el comunicado.

Los sindicatos calcularon una caída del salario real de un 10% desde noviembre hasta la actualidad

Durante el último año, el aumento del costo de vida de los trabajadores fue motorizado fundamentalmente por el crecimiento de los precios de los productos de los sectores de alimentos y bebidas (29,4%), vivienda y servicios (19%) por la suba de tarifas y transporte y comunicaciones (17%), aportando un total de 65,4% del total de la inflación de los trabajadores entre junio de 2015 y el mismo período de este año.

Con todo, el Instituto también calculó la caída del salario real, cercana al 10% si se toman como puntos de análisis desde noviembre de 2015 hasta junio de este año.

¿Qué arrojaron las consultoras privadas? Elypsis, con el economista Eduardo Levy Yeyati al frente, calculó una inflación de 1,9% para junio, mientras que Tiscornia & Asociados la ubicó en un 2,3 por ciento.

“Dos rubros tuvieron una suba mensual muy superior al promedio: esparcimiento y salud. En el caso del primero, se verificó el incremento estacional del componente de turismo por las vacaciones de invierno, que se sumó al alza de otros servicios de entretenimiento. En el caso de la salud, junto con la segunda parte del ajuste autorizado a las empresas de medicina prepaga, hubo un aumento en el precio de los medicamentos”, aseguró la consultora en un comunicado.

Fuente Infobae