Buenos Aires (EP) 29 de Agosto. – En el Ejecutivo esperan que las petroleras posterguen el ajuste en los precios que debería producirse el 1 de octubre, tal como ocurrió en 2015, cuando Macri ganó la segunda vuelta.

En el seno del Gobierno nacional confían en que las empresas del sector petrolero pasarán el aumento de las naftas para después de las elecciones del 22 de octubre. Eso a pesar del acuerdo con el sector que indica la revisión trimestral de los precios. Con ese cronograma debería ajustarse el precio el 1 de octubre.

Los precios de la nafta subieron un 8% en enero, descendieron un 0,1% en abril y repuntaron otro 7% en julio. El acuerdo indica que debe volver a calcularse hacia fines de septiembre, para aplicarse en octubre.

“A todos les conviene que se mantenga este rumbo económico. No creo que se quieran pegar un tiro en el pie”, aseguró un funcionario cercano a la Casa Rosada a Cronista Comercial.

La especulación se sustenta en la experiencia ocurrida en 2015, cuando las petroleras postergaron la suba de los precios hasta el día después de la segunda vuelta electoral. El 23 de noviembre de 2015 subieron un 4,5% las naftas.

De mantenerse la divisa norteamericana en torno a $ 17,50 los especialistas indican que se debe esperar un nuevo aumento.

Para el 2018, Aranguren ya confirmó que los precios de las naftas convergerán con los del mercado internacional y se podría aplicar una reforma en el Impuesto a la Transferencia de Combustibles.

Fuente: Clarín / Cronista