Buenos Aires (EP) 17 Oct. – El Gobierno busca reducir los costos de logística de las empresas y fomentar el uso del tren de carga y otros medios alternativos a los camiones

No habrá piedad de la Casa Rosada con Hugo y Pablo Moyano , enemistados de manera irremediable con el Gobierno, y en la mira de la Justicia por sus manejos en el gremio de los camioneros y en el Club Atlético Independiente.

Una muestra de ello fue la reunión encabezada por el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, de la que participaron, entre otros, los ministros de Producción, Dante Sica y Transporte, Guillermo Dietrich ; el secretario de Trabajo, Jorge Triaca , y el interventor de la administración general de Puertos, Gonzalo Mórtola.

El encuentro, que según la comunicación oficial se centró en la «competitividad logística», tiene que ver directamente con una obsesión del Presidente: bajar los costos del transporte y la burocracia que traban a las empresas que producen y exportan en el país

«No se trata de una medida contra Camioneros, lo que buscamos es la mayor eficiencia en la mejora de competitividad para la producción de la Argentina», dijo Sica ante una pregunta de LA NACION, en la conferencia de prensa posterior a la reunión de gabinete encabezada por Macri en la Casa Rosada.

Muarico Macri se reunió con Hugo Moyano para tender puentes con el peronismo, juntos en un acto en el barrio de la Boca el 28/09/2015 Muarico Macri se reunió con Hugo Moyano para tender puentes con el peronismo, juntos en un acto en el barrio de la Boca el 28/09/2015 Fuente: Archivo – Crédito: Télam

En la respuesta, Sica detalló además que hay «poca utilización del tren» como salida de la producción hacia los puertos y que «el programa de infraestructura tiene que ver con buscar una mayor eficiencia». Apuntó como objetivo tener un 25 por ciento de la carga trasladada en tren hacia 2025. Además, se mostró complacido por el incremento del tráfico aéreo, con la aparición de las líneas aéreas low cost.

Según pudo saber LA NACION, Dietrich expuso durante la reunión las ventajas de los llamados «bitrenes», camiones de doble acoplado que trasladan el doble que los camiones comunes, y que están aún en período de prueba. Tiene, además de esas ventajas, una agregado sensible: están manejados por cuatro empresas privadas en las que los sindicatos aún no están conformados.

«Fuera del radio de Moyano, todo lo que hagas abarata costos y mejora la competitividad», afirmó a LA NACION uno de los funcionarios involucrados en la iniciativa. Los empresarios transportistas, en tanto, se quejaron no bien comenzaron los preparativos: afirmaron que los bitrenes promocionados por Dietrich superan el peso permitido para no destruir las rutas y afirmaron que el sector generará menos puestos de trabajo porque se reducirá de ese modo la cantidad de choferes.

En el Gobierno identifican a los transportistas como aliados de Moyano. Ayer, de hecho, los empresarios y el gremio se reunieron en una sede de la Secretaría de Trabajo para revisar el acuerdo salarial de 25% sellado hace apenas cuatro meses.

Funcionario de Transporte

También Mórtola explicó en el cónclave los avances en lo que hace a la baja de costos relacionados con el transporte fluvial de carga, en base a modelos exitosos de otros puertos como Rotterdam, en Holanda, uno de los más importantes del mundo. Esta mesa convocada por el Presidente complementa a las de Aduana y Puertos, encabezada por Mórtola y Diego Dávila, director de Aduana, y la mesa de Simplificación, a cargo de Pedro Incháuspe, secretario de Simplificación Productiva del Ministerio de Producción, que encabeza Sica.

Desde el Gobierno esperan con expectativa el regreso de Singapur de Pablo Moyano, que el jueves podría ser detenido en una causa que lo investiga por presunto lavado de activos en el club Independiente. «Es mafia, cada vez que habla lo demuestra», afirmó un funcionario en relación a las recientes declaraciones del secretario de Camioneros, que culpan al Presidente por sus desventuras judiciales y prometen

Gentileza La Nación