Buenos Aires (EP) 15 de Junio. – La gestión de Ricardo Darré, CEO de YPF no parece conformar al presidente Mauricio Macri, y según trascendió tampoco tiene sintonía con Miguel Gutiérrez. El Presidente considera que a un año de asumido el ex directivo de Total no ha logrado mostrar resultados positivos en la gestión de la petrolera y ya piensa en un reemplazo, revela una publicación de LPO.

Extraído del sector privado como otros tantos funcionarios, Darré no logró demostrar en los hechos la tan mentada eficiencia de los CEOs. Uno de los problemas de Darré es que nunca logró un buen vínculo con el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, ni con el resto de los directivos de la compañía que responden al macrismo.

De hecho, Gutiérrez se queja porque Darré no mueve la compañía. El ex Total está a cargo de todas las cuestiones operativas de YPF y uno de los puntos débiles de su gestión es que además de no lograr sintonía con la línea política, tampoco asumió el liderazgo sobre la línea gerencial de la empresa, que es la que en definitiva maneja el día a día. Sin vínculo con ese sector, la gestión sufre las consecuencias.

Esta situación llegó a oídos de Macri, que se quejó por los datos negativos sobre la producción de YPF y empezó reclamar resultados para mostrar. Además, la empresa tiene problemas serios como los 19 pozos paralizados en Las Heras, Santa Cruz, que es la zona convencional más rica que la compañía tiene. Al mismo tiempo, en Neuquén no se termina de aplicar el nuevo convenio para la actividad no convencional.

Bajo perfil

En el escenario planteado, le pidieron a Darré que levante el perfil para tratar de mostrar otra de cara de su gestión, pero no hizo más que complicarse a sí mismo. El CEO de YPF habló por primera vez con la prensa hace unos días, cuando organizó una recorrida por Vaca Muerta con un grupo de periodistas. Pero hizo declaraciones que no cayeron bien puertas adentras, respecto a que la compañía no priorizará la inversión en pozos convencionales (que siguen siendo el principal activo de la compañía) o críticas al Gobierno por el estado de las rutas y el transporte.

“Cuando le hice una presentación al Presidente, le expliqué que necesitamos mejorar el transporte ferroviario de Bahía Blanca hasta Plaza Huincul. También acceso a la red troncal de gas. Por ahora, nosotros nos estamos ocupando de los cuellos de botella (que ello genera), pero necesitamos que el Gobierno nos ayude”, le dijo a Clarín. “Frente a algunos problemas, como el de las rutas o los bloqueos, me rasco la cabeza y me pregunto ‘¿lo hacemos nosotros?’. ¿Hasta dónde suplantamos al Estado?”, planteó.

Otro tema que no termina de cerrar dentro de la línea técnica de YPF es que Darré no logra destrabar el pago de una deuda del gobierno de mil millones de dólares por los programas de estímulo a la producción de gas, como Gas Plus. Se trata de una deuda que el Estado nacional no sólo tiene con la petrolera estatal sino con varias de la industria. En el ambiente creen que esa deuda es parte del enojo de Macri con Darré, a quien ya le busca reemplazante.

Fuente El Diario de Madryn