Mendoza (EP), 15 de Abril 2021. Si la Legislatura a pleno aprueba el proyecto, la provincia podría acceder a parte de las acciones de la empresa que en los últimos 20 años ha desarrollado más de 180 proyectos  energéticos en todo el planeta

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que autoriza al Poder Ejecutivo a ser parte del proceso de capitalización de Impsa. Se trata de la posibilidad de suscribir e integrar hasta 454.300.000 acciones ordinarias nominativas no endosables Clase C de esta compañía, autorización condicionada a la efectiva participación del Estado Nacional en la suscripción e integración del paquete mayoritario de las nuevas Acciones.

Sobre este tema, en el Ciclo “En Cámara”, el presidente de la comisión de Hacienda y Presupuesto, el diputado Jorge López (UCR), fundamentó la decisión gubernamental y explicó que IMPSA (Industria Metalúrgica Pescarmona SA), es  una empresa que “tiene más de 100 años en la provincia de Mendoza. Por entonces la empresa se constituyó con  carácter metalmecánico, es decir  realizaban obras que tenían que ver con el manejo del agua y todo lo asociado al manejo del recurso hídrico en nuestra provincia. Comenzó con ese perfil y luego fue ganando participación en el país y en el mundo por el desarrollo de   tecnología para la generación de energía. Uno de sus principales ejes es el perfeccionamiento de usinas hidroeléctricas y eso la catapultó a posicionarse no solamente como una de las mejores en el país, sino a competir a nivel mundial con los mejores del rubro”.

Agregó que  IMPSA “en los últimos 20 años ha desarrollado más de 180 proyectos  energéticos en todo el planeta, con presencia en más de 40 países. Fue convirtiéndose en una de las principales empresas de Mendoza y del país, no solamente por  lo que eso  significa en exportación de servicios, sino por el impacto que esto tiene en la economía real de nuestra provincia”.

Asimismo recordó que en el año 2006, la empresa  “daba trabajo a 2500 personas  y uno de los temas más importantes y que ha influido a la hora de avanzar en esta autorización, tiene que ver con la interrelación que tiene con el resto de las Pymes en nuestro país”.

En esa línea, sostuvo que en esa época tenía cerca de 600 Pequeñas y Medianas Empresas vinculadas a sus procesos productivos; “tengamos en cuenta que los servicios que brinda IMPSA están principalmente asociados al desarrollo de la ingeniería y productos con un alto nivel de diseño tecnológico,  con un gran factor de investigación por parte del personal altamente calificado con el que cuenta esta empresa, lo que  le ha permitido generar un ámbito muy propicio para la actividad económica. Eso es lo que pretendemos proteger con la  sanción de esta Ley, en este momento tan complicado a nivel internacional por la pandemia”.

Por otra parte, López recordó que “en este proceso de ir desarrollando proyectos por el mundo se encontró con dos malas experiencias que terminaron cortando su cadena de pagos. En  2014 y 2015 llevó a cabo obras en  Brasil y Venezuela. Proyectos de gran envergadura y que de alguna forma dejó muy mal parada a la empresa, con una herida muy fuerte en términos financieros y económicos y eso llevó a una situación en primer lugar con sus acreedores  y en segundo lugar, a una necesidad  de reestructurar su nivel de capital”.

“Eso llevó a que los acreedores fueran parte de su paquete accionario en 2019, quedando con el 65%, y los socios originales, solamente con el 35%”, expresó. ”Este nuevo contexto de pandemia que se generó en el 2020 ha llevado a que la empresa necesite reestructurar nuevamente su capital y para ello se ha valido de un programa que diseñó el gobierno nacional en el 2020, de asistencia y capitalización de las empresas estratégicas”.

Subrayó en ese sentido, que “este programa le permitió a IMPSA durante el 2021,  solicitar la intervención nacional y provincial para poder contar con el capital de trabajo necesario para avanzar en proyectos que tiene en carpeta”, como el reemplazo de turbinas en Yaciretá, y en Mendoza “forma parte  de una UTE para poder formular una propuesta vinculada a Portezuelo del Viento y para  poder cumplir con ellos, necesita de esta capitalización”, abundó el legislador

Aseguró que tanto  para la Nación como para nuestra provincia es importante porque “pretendemos que estos proyectos los desarrolle una empresa argentina y porque queremos que IMPSA no tenga que cerrar sus puertas, ya que significaría dejar de darle trabajo en forma directa a 720 empleados y que deje de tener vinculación con más de 100 Pymes, la mayoría mendocinas”.

El diputado radical indicó en este sentido que la sanción dada por la cámara Baja “viene a coronar el trabajo que durante meses se ha venido haciendo con la empresa. El costo de no hacerlo sería muy lastimoso para la economía provincial porque es una de las principales empresas que tenemos en nuestra provincia, pero con un agravante: el tipo de productos que esta empresa desarrolla son tan especializados que toda esta capacidad humana sería muy difícil que pudieran conseguir trabajo, primero por la crisis mundial que atravesamos y segundo, por la alta calificación profesional con la que cuentan”.

Finalmente recordó que la provincia, durante las negociaciones, puso algunas condiciones.   “Entre ellas, que la sede y lugar de localización de la empresa siga siendo Mendoza y que el ingreso de nuevos empleados tiene que tener como premisa las necesidades de la empresa y la especialización del recurso humano, para evitar un mal manejo en el ingreso de personal. Asimismo pedimos que el gobierno nacional de prioridad a los proyectos relacionados con Mendoza, dando primacía a las obras y a la mano de obra mendocina”.

Fuente https://entorno.jornadaonline.com/