Buenos Aires (EP) 12 de Jun. – Discutirán los tres proyectos en que se desglosó: el punto más conflictivo es la modificación del cómputo de las indemnizaciones por despidos. Negocian con el PJ la propuesta de blanqueo de trabajadores. Otro punto es la creación de una agencia de evaluación de tecnología médica.

El oficialismo en el Senado buscará avanzar mañana con la discusión de uno de los tres proyectos de leyes laborales en los que se desglosó la llamada reforma laboral, la creación de una agencia de evaluación de tecnología médica, mientras negocia con el PJ la propuesta sobre la regularización de trabajadores no registrados y el punto más controvertido que es el cálculo de las indemnizaciones.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, que presentó las tres iniciativas en abril pasado, confirmó que se avanzará primero en el debate sobre la creación de la Agencia Nacional de evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet) y que los otros dos proyectos seguirán siendo debatidos en las reuniones de asesores de las bancadas.

Para la reunión de mañana fue invitado el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien explicará los objetivos que tendrá la agencia de evaluación de tecnología médica que, según fuentes del oficialismo, busca bajar el nivel de litigiosidad en contra de las obras sociales sindicales.

La Agnet deberá evaluar los medicamentos, productos médicos e instrumentos, técnicas y procedimientos clínicos y quirúrgicos destinados a prevenir, tratar o rehabilitar la salud, a fin de determinar la oportunidad y modo de incorporación al conjunto de prestaciones cubiertas por el sector público y el Programa Médico Obligatorio (PMO).

De los tres proyectos en los que se dividió la denominada reforma laboral, la creación de la Agnet es el que menos controversia genera entre Cambiemos y la oposición.

Fuentes parlamentarias dijeron que la propuesta se elaboró con el aval de los equipos médicos de los gremios, por lo que “tiene el visto bueno y es esperada” por los líderes sindicales.

Las dos iniciativas restantes presentadas como parte del paquete de leyes laborales en los que se desglosó la reforma planteada en diciembre pasado serán discutidas un tiempo más en el marco de las reuniones de asesores de las dos bancadas, el bloque que preside el peronista Miguel Pichetto y el oficialista, liderado por Luis Naidenoff.

La que mayores resistencias generó fue la de regularización de trabajadores en negro, que prevé beneficios para empleadores que “blanqueen” a sus trabajadores pero que modifica el cómputo de las indemnizaciones por despidos sin causa, excluyendo por ejemplo el aguinaldo de la suma.

Alertan por el déficit de cuenta corriente

El acuerdo alcanzado con el FMI “sólo servirá para sostener por más tiempo un déficit de cuenta corriente elevado”, a lo que se le sumará mayor deuda en moneda extranjera, sostuvo la consultora Ecolatina.

“Para quienes piensan que el problema de Argentina es fiscal, dicho financiamiento será el puente para llegar al superávit primario que permite estabilizar la relación deuda pública/producto y además corrige ‘pari passu’ el déficit externo, llevando a nuestro país a la senda del desarrollo”, dijo en un comunicado.

Sostuvo que “el principal problema” de la economía argentina “es la restricción externa, por lo que sin una estrategia clara de crecimiento con aliento de exportaciones, tipo de cambio real competitivo y apertura de mercados externos, dicho financiamiento (el otorgado por el FMI) sólo servirá para sostener por más tiempo un déficit de cuenta corriente elevado”.

Gentileza Diario Río Negro