La Pampa (EP) 02 de Sept. – La empresa estatal Pampetrol Sapem decidió comprar meses atrás un predio ubicado sobre la arteria que comunica las ciudades de Santa Rosa-Toay, pero dentro del ejido urbano de la localidad vecina de Toay, donde trasladará las oficinas que actualmente poseen sobre la calle Garibaldi al 600. Además, se le cedió un espacio al Banco de La Pampa para que pueda instalar en el lugar un cajero automático.

La información fue confirmada a LA ARENA por el director por la oposición de la firma, Hugo Pérez, quien afirmó que «hace tres o cuatro meses» se concretó la compra de un predio que se encuentra ubicado sobre la Avenida Perón. «Ya pedimos la aprobación del Concejo Deliberante de Toay para hacer las oficinas ahí, estamos trabajando, ya tenemos el plano y todo para arrancar la obra».

El terreno en cuestión se encuentra al inicio del ejido urbano de la localidad de Toay, en cercanías a la cabina de informes que posee la comunidad toayense. Según explicó Pérez, posee aproximadamente un extensión de 44 por 75 metros cuadrados y su función será albergar las oficinas que actualmente se encuentran en un edificio alquilado en el centro santarroseño, sobre la calle Garibaldi.

El proyecto de la firma estatal avanza rápidamente. El titular del directorio señaló que «ya estamos trabajando en los planos», aunque no está definido debido a que «van surgiendo ideas nuevas». Un ejemplo de ello es el techo del nuevo edificio, donde se propuso que se haga con «con pantallas solares para que la energía se autoabastezca con la energía solar».

Cajero automático.

A su vez, este diario pudo saber que en el lugar también se instalará un cajero automático del Banco de La Pampa para dar respuesta a una de las demandas de los vecinos de la localidad, quienes exigían que el servicio pudiera brindarse en esa zona.

Pérez señaló que desde la firma se tomó la decisión de ceder un área del predio a la entidad bancaria. «Le donamos un pedazo de terreno al Banco de La Pampa para que ponga un cajero automático, porque cuando compramos sabíamos que había proyectos de concejales pidiendo un cajero automático en esa zona. Nos enteramos que el banco estaba buscando un lugar, y ellos necesitaban un pedazo chiquito», manifestó.

De esta manera, el espacio que se le cedió al banco se encuentra en una de las esquinas del terreno, «donde ellos van a poner un cajero automático. Así que le donamos una parte del predio, sobre la vereda, para que ellos hagan ahí» la obra necesaria para brindar ese servicio bancario.

Index con tag-div composer