Buenos Aires (EP) 01 de Dic. – El principal productor privado de hidrocarburos del país incluye en ese plan el negocio de downstream con el que pretende aumentar la conversión de la refinería de la localidad bonaerense de Campana.

Pan American Energy (PAE), el principal productor privado de hidrocarburos del país, sólo superado por la estatal YPF, completará este año inversiones por US$ 1.500 millones, que incluyen el negocio de downstream con el proyecto de aumentar la conversión de la refinería de la localidad bonaerense de Campana.

La empresa perteneciente al grupo local Bridas y a BP (ex British Petroleum) prevé además mantener en el negocio de upstream “un nivel de inversiones en línea con los niveles históricos, del orden de los USD 1.100 millones por año”, anticipó la calificadora de riesgos FixScr (filial de la global FitchRatings).

De ese modo, evaluó la agencia en el informe de actualización de la compañía, PAE sustentará un “crecimiento orgánico de su producción, a partir del desarrollo de su sólida base de reservas probadas y proyectos de shale en Neuquén”.

Fix recordó que Pan American produce en la actualidad unos 16.000 barriles de petróleo equivalentes diarios (boed), un 62% petróleo y un 38% de gas, mientras a diciembre pasado tenía reservas probadas por 1.298 millones de boe (74% petróleo y 26% gas), que le representan unos 21 años de producción.

“La importante base de reservas le otorga a la compañía flexibilidad para reprogramar inversiones frente a fluctuaciones de los precios”, agregó el informe.

La calificadora consideró luego que la integración de las operaciones de upstream y downstream “fortalece el perfil crediticio de la compañía, al brindar una mayor estabilidad al flujo de fondos”.

En ese sentido, Fix observó que el impacto del reciente congelamiento de precios del crudo y los combustibles por 90 días “fue mayor para los productores que comercializan en el mercado local”.

En el caso de PAE, tras asignar aproximadamente 55% de su producción de crudo al downstream, tiene saldos exportables del 40%, con lo cual “mitigó el impacto del congelamiento en la generación de Ebitda” (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización), que la calificadora estimó en unos US$ 30 millones por mes.

“Sin considerar la producción incremental del actual plan de inversiones, los ingresos de Pan American Energy por exportaciones serían de unos US$ 1.600 millones”, estimó el informe.

Las ventas al exterior, explicó luego, le permiten diversificar sus fuentes de ingresos y contrapartes, contar con cierta flexibilidad en un mercado de precios volátil, y es un mitigante del descalce de monedas.

En ese marco, detalló FIx, “las inversiones se financian con flujo operativo y deuda por US$ 240 millones, que la compañía consiguió emitir entre el mes pasado y el actual a través de las obligaciones negociables adicionales Clase VII y IX”.

https://www.mdzol.com/