Buenos Aires (EPatagonicas) 29 de Ene. – La petrolera no modificó su estrategia comercial a pesar de los rumores que aseguran que se venderá durante el primer semestre del año. La intranquilidad de los operadores contrasta con el aplomo que manifiestan desde la empresa.

Marcelo Mindlin, CEO del Grupo Pampa Energía, confirmó el interés por la filial local de Petrobrás

Días atrás a través de un comunicado, Petrobras confirmó que a raíz del inestable escenario que transita el mercado petrolero, la compañía está sujeta a distintos factores de riesgo que pueden derivar en desinversiones y otras reestructuraciones de negocios.

A la par del anuncio, se conoció el interés de Marcelo Mindlin, CEO del Grupo Pampa Energía, por quedarse con los activos que tiene en venta Petrobras en la Argentina. Lo que en principio era una versión, ahora fue confirmado personalmente por el ejecutivo durante la última cumbre del Foro Económico Mundial realizado en Davos.

La operación se concretaría el primer semestre del año según precisaron medios periodísticos de Brasil. El monto a pagar por una refinería en Bahía Blanca, 250 estaciones de servicio, acciones en Transportadora Gas del Sur (TGS), la central térmica Genelba y la hidroeléctrica Pichi Picún Leifú y varias plantas petroquímicas en Bahía Blanca y Santa Fe, sería de unos 1200 millones de dólares.

Sin embargo, y más allá de un posible cambio de mando, la petrolera continúa con su plan de negocios tal como estaba programado. El aplomo que manifiestan sus funcionarios contrasta con la intranquilidad de los operadores acerca el futuro de sus comercios, especialmente por la ausencia de información oficial.

Según confiaron los propios expendedores, Petrobras se encuentra en pleno proceso de recambio de surtidores al tiempo que continúa con la instalación de la nueva imagen corporativa global en sus bocas de expendio. Asimismo se ha posicionado con precios muy competitivos, a la par de Axion e YPF con la intención de captar un caudal más importante de automovilistas.

Petrobras llegó a la Argentina hace 22 años y se instaló en el mercado del Downstream de la mano de Repsol de España cuando le compró Eg3. Por ese entonces su red englobaba 700 puestos de venta, aunque en 2011 le vendió la mitad a Oil Combustibles.