Neuquén (EPatagonicas) 09 de Agosto. – Las pequeñas y medianas empresas temen más despidos. El alerta roja fue encendido en Neuquén. La cámara que nuclea a las pequeñas y medianas empresas petroleras (CEIPA) advierten una crítica situación. Las inversiones llegan a marcha lenta por los problemas que la industria dice atravesar.

De no reactivarse la actividad, aseguran que ya se perdieron unos 600 puestos de empleo y que podrían caerse otros 600 empleos. En diálogo como la emisora LU5 el secretario de la cámara, Ricardo Celi, dijo que “no teneos tanta espalda para soportar estructura con tan poco trabajo”.

Agregó que la situación de YPF, la principal operadora de la cuenca, pone en riesgo a toda la estructura ya que la compañía no reactiva sus proyectos en temas de petróleo por la falta de fondos.

Además, anticiparon que se reunirán en los próximos días con funcionarios del gobierno nacional, el sindicato y las operadoras. Si no se reactiva la industria en el próximo semestre, aseguran que los despidos continuarán generándose.

Minuto Neuquén