Río Negro (EPatagonicas) 18 de Noviembre. – Se trata de un proyecto de Ley a cargo de la senadora nacional María M. Odarda. Propone limitar los auspicios y patrocinio de marca en todo tipo de actividad o evento público, a través de cualquier medio de difusión.

Olarda no quiere patrocinios de marca de combustibles en ningún medio de difusión.

La senadora nacional por el Bloque Frente Progresista-Ccari, María Olarda, propuso a través de un Proyecto de Ley, que se prohíba a las empresas hidrocarburíferas, en forma directa o indirecta, los auspicios y patrocinios de marca en todo tipo de actividad o evento público, a través de cualquier medio de difusión.

La exclusión también comprende la contribución o donación en dinero y especias a instituciones educativas y de salud, públicas o privadas.

La limitación propuesta por Olara excluye eventos que se realicen en el interior de los lugares de exposición de las empresas del rubro, o en publicaciones comerciales o empresariales destinadas exclusivamente a empresas o instituciones que se encuentren involucradas en el negocio.

“De esta manera, pretendemos reducir la incidencia y manipulación por parte de estas empresas en las líneas de acción de las instituciones públicas que deben operar al margen de los intereses comerciales, y en la sociedad en general. Hay un gran consenso en la opinión pública con respecto a serios cuestionamientos existentes respecto al modo de operar de estas empresas”, puntualizó la legisladora quien hizo foco en la cuestión ambiental.

Por otra parte recordó que, es obligación esencial e inclaudicable del Estado el cumplir con el artículo 41 de la Constitución Nacional, que dispone que “todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley”.

Por otra parte, sostuvo si “no constituye una gran contradicción el hecho de que el Estado subsidie a instituciones educativas que tienen entre sus tareas la investigación, justamente a través del financiamiento de empresas altamente contaminantes, que proponen explotaciones de alto riesgo como resultan la minería a cielo abierto y la explotación hidrocarburífera convencional y no convencional”.