San Juan (EP), 02 de Marzo 2021. Con la preocupación por la economía y las finanzas, una torta de licitaciones y contratos que se ha achicado, y algún tironeo político en medio, se realizó la primera reunión presencial de CASEMI.

Con la preocupación por la economía y las finanzas, una torta de licitaciones y contratos que se ha achicado, y algún tironeo político en medio, se realizó el miércoles a la noche la primera reunión presencial tras un año marcado por la pandemia, de los proveedores nucleados en la Cámara de Servicios Mineros (Casemi).

Motivados porque ven que se viene un año en el que se van a mover algunas obras, los proveedores buscan una tajada de los negocios que garantice la existencia. El problema es que en época de vacas flacas abundaron las discusiones acaloradas y reproches por los contratos, según pudo averiguar este medio en fuentes del sector. La convocatoria fue para delinear un documento donde se vuelquen los pasos a seguir, las acciones a realizar durante el 2021, para incrementar la participación de los proveedores locales en las obras mineras.

La gran queja -histórica- es porque dicen que las mineras no están comprando en la provincia, sino que traen todo de afuera. Esta vez la presión no apuntó a la Barrick y su mina Veladero, sino mas bien a otra cercana, la jachallera Gualcamayo.

También a las grandes caleras, todos en manos foráneas. Incluso hoy un grupo buscará contactarse con la gente de la colombiana Mineros que maneja Gualcamayo para hablar de este tema. En el encuentro se desnudaron dos posiciones encontradas respecto a lo que hay que hacer para solucionar este problema. Una sector cree que hay que prohibir el ingreso de proveedores de otras provincias, y obligar a las empresas a que compren todo en San Juan.

Otra facción dice que esto será contraproducente porque cuando los locales quieran ir a hacer negocios a otro lugar, se le cerrarán las puertas. Este último grupo propone aliarse con el Gobierno local, y conseguir por ejemplo que en las licitaciones las autoridades den algún tipo de incentivo a las compañías cuando contraten proveedores locales. “No nos tienen que comprar porque seamos bonitos, sino porque somos competitivos, dentro de una diferencia lógica y razonable respecto a una empresa gigante de Buenos Aires” opinó un referente de este sector.

En ese tironeo saltaron chispazos de parte de empresarios de la oposición, una línea de empresarios “muy efervescente” dentro de Casemi, que no duda en salir a pegarle al gobierno. Una fuente señaló que hay socios que están con gran malestar porque quieren tener trabajo, quieren lograr contratos; y están dolidos porque al haber más competencia no están ganando licitaciones en los últimos tiempos. Ellos son los que culpan al gobierno de no interceder para impedir que la plata salga de San Juan.

Habrá que ver cómo se resuelve esta polémica en el futuro.

Impacto

5000  millones de pesos en facturación y 3.500 empleados representan las empresas que se reunieron la noche del miércoles.

Variedad de rubros

La Cámara de Servicios Mineros nuclea a firmas de transporte de cargas y de pasajeros, alquiler de maquinaria, movimiento de suelos, catering, indumentaria, salud, recursos humanos y metalúrgicos, entre otros

Fuente Diario de Cuyo