Buenos Aires (EP) 27 de Nov. – La petrolera perteneciente al Grupo Trafigura superó las expectativas que se había propuesto inicialmente al sumar más expendedoras a su red. Para el año próximo se proponen totalizar un centenar de bocas embanderadas. Puma se consolida en el mercado argentino.

2017 cierra de la mejor manera para la petrolera Puma Energy. Es que a poco de cumplir poco más de un año de inaugurar el primer punto de venta de combustibles en la localidad bonaerense de Saladillo, ya cuenta con 50 contratos cerrados ampliando su red de Estaciones de Servicio a 50 negocios embanderados en todo el país.

Las perspectivas son aun mejores para 2018, ya que se proponen alcanzar un total de 100 bocas con su marca, consolidándose en el mercado argentino. “Tenemos muchas expectativas, el mercado nos aceptó de muy buen grado”, reconoció Agustín Rabbione, responsable del desarrollo del Retail de la compañía.

Entre las cualidades que destacan a la petrolera, sobresale la calidad de sus combustibles, la excelencia del servicio y la distinción de sus instalaciones. Pero especialmente los precios al que ofrecen sus productos, que se ubican entre las más económicas, respondiendo a una estrategia global que se replica en todo el mundo.

Otro dato a tener en cuenta es que Puma también analiza un “restyling” de su imagen, aunque aún no han precisado de qué se trata esta modificación. “Estamos inaugurando próximamente en Córdoba, Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos”, expresó Rabbione. “Nuestro objetivo es que Puma esté presente en toda la geografía nacional”, resaltó.

Puma Energy retornó a la Argentina de la mano del Grupo Trafigura tras alejarse en la década del 90. Se fundó en 1920, para luego fusionarse con Isaura y Astra creando Eg3. Hoy se encuentra presente en 49 países de todo el mundo operando más de 2.700 puntos de venta.

Las actividades centrales de Puma Energy en el sector midstream incluyen suministro, almacenamiento y transporte de productos petroleros. Su fortaleza radica en la inversión en infraestructura que le permite optimizar los sistemas de la cadena de suministro y agregar valor a sus clientes, al ser el propietario de los activos y el comercializador de los productos.

Gentileza Surtidores