Santa Cruz (EPatagonicas) 27 de Julio. – Ayer por la tarde se confirmó que el buque que trae los equipos para la obra de las represas hidroeléctricas llegará con 24 horas de atraso. Desde la UTE confirmaron que se espera su amarre en Punta Quilla mañana por la tarde.

Poco a poco se comienza a ver movimiento en la zona de construcción de las represas.

Para hoy, Represas Patagonia esperaba la llegada del buque que trae maquinaria adquirida en China, destinada a la obra sobre el río Santa Cruz.

Pero ayer por la tarde, según pudo saber La Opinión Austral y por cuestiones estrictamente de la logística del viaje, se confirmó que el arribo se dará con 24 horas de demora.

El carguero traerá consigo 57 equipos pesados, entre ellos dumpers, rodillos, excavadoras y topadoras que fueran adquiridos en un proceso de licitación internacional realizado a principios de enero. Una vez en tierra, los elementos serán trasladados, mediante camiones, a la zona de los campamentos.

Cabe recordar que el consorcio Represas Patagonia acaba de lanzar un nuevo concurso de precios destinado a la compra de equipos generadores. Se trata de 18 grupos electrógenos, de los cuales 10 irán a la obra de la represa Néstor Kirchner y los 8 restantes serán para la zona de la represa Jorge Cepernic.

Tareas

En el lugar donde se erigirán las futuras presas ya trabajan unos 200 obreros, en tareas que tienen que ver con el acondicionamiento de caminos y el levantamiento de los primeros campamentos. Se trata de obras preliminares necesarias, las que avanzan en la medida que el clima invernal lo permite.

Los campamentos iniciales están ubicados en las estancias La Enriqueta y Rincón Grande. Según informaron fuentes oficiales a dicho portal, el primero de ellos, cercano a la futura represa “Néstor Kirchner”, tendrá un total de 8.597 metros cuadrados y albergará a 295 operarios.

El campamento pionero de estancia Rincón Grande estará en cercanías de la futura represa “Jorge Cepernic” (JC). Poseerá 8.005 m2. de superficie y tendrá capacidad para 392 personas.

Fuente La Opinión Austral