Buenos Aires (EP) 25 de Sept. – Por estos días, Raízen, una de las compañías energéticas más competitivas del mundo y una de las más grandes en Brasil, tomará posesión formalmente de los activos downstream de Shell en Argentina.

De este modo, la empresa brasileña integrará en su cartera aproximadamente 6 billones de litros de combustibles, con una red de 645 estaciones, una refinería, una planta de lubricantes, tres terminales terrestres, dos bases de suministro en aeropuertos e instalaciones de GLP (Gas Licuado del Petróleo).

“Queremos crecer y crear valor juntos, trayendo nuevas oportunidades a largo plazo”, dijo Luis Henrique Guimarães, presidente de Raízen, quién apreció la calidad de los activos y del equipo local, además del gran prestigio de la marca Shell en Argentina, que ocupa el segundo lugar en el mercado, con una participación de aproximadamente 20 por ciento.

Para consolidar su desarrollo, la brasileña aportará su know-how y escala. Asimismo mantendrá relaciones comerciales con el grupo Shell a través de algunos contratos, en condiciones de mercado, incluyendo la licencia de la marca Shell e importación de combustibles.

“La compañía contará con la competencia del equipo local para continuar ofreciendo productos y servicios de calidad, así como una fuerte disciplina con seguridad y ética en el ambiente de trabajo”, adelantaron a surtidores desde su Departamento de Comunicaciones y Relaciones Corporativas.

En Brasil, Raízen está presente en 68 bases de suministro en aeropuertos, 68 terminales de distribución de combustible y distribuye aproximadamente 25 billones de litros de combustibles/año para los segmentos de transporte, industria y comercio minorista, además de las más de 6.200 estaciones de la marca Shell y 950 tiendas de conveniencia Shell Select en el país.

Gentileza Surtidores