Chile (EPatagonicas) 22 de Julio. – Las Pymes miran con cautela posible restricción en duración de huelgas en el sector.

Para el líder de la Conapyme, Rafael Cumsille, si bien es una buena señal un trato especial, lo importante es que exista reemplazo tanto externo como interno.

Con cuotas de cautela está mirando el mundo de las pequeñas y medianas empresas las ideas que estarían rondando en el gobierno de establecer una diferenciación para las pymes en el proyecto de reforma laboral. Esto, luego del anuncio que habría emanado el lunes del comité político por parte del ministro de Hacienda chileno, Rodrigo Valdés, de evaluar criterios especiales en la normativa para las pymes.

Sin embargo, a pesar de ser acogida esta demanda que se presentaba como uno de los planteamientos centrales del sector, no parecen tener mucho eco las fórmulas para resolver puntos emblemáticos que han sido condenados por el sector durante el transcurso de la discusión legislativa, como la huelga sin reemplazo.

Es más, se mantienen expectantes de lo que finalmente se logre plasmar en el articulado y si en definitiva se impulsará una real voluntad política de empujar una propuesta de esta envergadura en el Senado.

El presidente de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme), Rafael Cumsille, señaló que ve como una “buena señal” el régimen especial que se estaría estudiando para las pyme.

Sin embargo, frente al posible perfeccionamiento que se estaría evaluando en los ministerios de Hacienda y Trabajo de limitar la duración de las huelgas en el sector, es claro en afirmar que “un pequeño negocio con siete días de paralización puede ser suficiente para que deje de funcionar”, a pesar de que parezca como algo positivo el acotar la extensión de las huelgas en el sector.

Según trascendió, en el gobierno estaría ganando terreno la idea de que los paros no superen los siete días.