San Juan (EP) 11 de Sept. – A excepción de la minería metalífera, que tiene la posibilidad de exportar con el viento a favor de un dólar más alto, en el resto de las actividades económicas de la provincia dijeron que no están en condiciones de pagar un plus salarial en la forma de un bono al personal del sector privado por la caída de la actividad y los márgenes cada vez más ajustados para que sigan funcionando las empresas. En un relevamiento de este diario respondieron referentes de la Cámara Minera, la Federación Económica, Cámara de Expendedores de Combustibles, Bodegueros, Unión Industrial y la Cámara de Comercio.

Uno de los más críticos con la disposición que evalúa la administración nacional fue Dino Minozzi, titular de la Federación Económica, quien sostuvo que “se trata de una medida espasmódica que se quiere tomar en lugar de considerar acciones para ayudar al empresariado”. El que sí habló de hacer frente al pago porque la actividad viene siendo beneficiada por la suba de la divisa norteamericana fue Mario Hernández, presidente de la Cámara Minera. Aunque aclaró que hablaba a título personal y sin haber consultado a los otros integrantes de la institución, expresó que “el sector metalífero no tendría problemas. Es un ámbito que puede exportar y no tendría mayor dificultad”. En cambio manifestó que las empresas que venden sólo en el mercado interno estarían más complicadas.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, confirmó ayer que el Gobierno nacional está cerca de concretar un acuerdo con gremialistas y empresarios para habilitar un bono para los trabajadores del sector privado. Aunque todavía no hay cifra confirmada y el funcionario habló de esperar los datos de la inflación del INDEC, se menciona que el monto giraría en torno de los 5.000 pesos por trabajador.

El funcionario sostuvo que “la mayor preocupación es el impacto que puede tener en las pequeñas empresas”.

La disposición tiene como antecedente el pago de un bono de 5.000 pesos a los empleados estatales, que el Gobierno nacional dispuso en agosto pasado.

Analía Salguero, de la Cámara de Expendedores de Combustibles, manifestó que “en nuestro sector el pago de un bono es complicado porque es de público conocimiento el congelamiento de precios de las naftas. Por eso es imposible dar un aumento ahora”.

Desde la Cámara de Bodegueros, Mario Pulenta dijo que “más allá de que el empleado lo puede necesitar, la actividad en nuestro sector está muy complicada, con precios bajos y presión fiscal altísima”.

El referente de la Cámara de Comercio, Hermes Rodríguez, sostuvo que “es imposible pagar un bono en estas condiciones, por más voluntad que exista”. Y lo atribuyó a que “tenemos una presión fiscal fenomenal”.

Además de manifestar su preocupación para afrontar el pago del plus salarial, hubo empresarios que propusieron para hacer más llevadero cumplir con la medida, que el Gobierno nacional ayudara a la actividad económica con menor presión tributaria. Fue el caso del titular de la la Unión Industrial de San Juan, Hugo Goransky, quien manifestó que “entiendo y comprendo la dura situación de los trabajadores, pero el gobierno debería contemplar una compensación en la carga impositiva del sector”.

Hablan los protagonistas

MARIO HERNÁNDEZ – Cámara Minera

“Soy respetuoso del marco legal y si se dispone lo vamos a hacer. Pero no es la misma la situación del sector metalífero con el que sólo vende en el mercado interno, como podrían ser las rocas de aplicación. Vamos a tener que verlo”.

DINO MINOZZI – Federación Económica

“Quizás podrían pagar el bono aquellas empresas que están pasando por un veranito en las actuales circunstancias económicas, pero no es el caso en general de las pymes. No se puede en medio de una retracción de la actividad de un 40%”.

MARIO PULENTA – Cámara de Bodegueros

“Es muy difícil en nuestra actividad asumir el pago de una ayuda al personal porque tenemos un mercado con sobreoferta, con pocas operaciones y ventas en caída. Además, tenemos presión fiscal altísima y encima ahora nos quieren sumar presión laboral”.

HUGO GORANSKY – Unión Industrial

“Para hacer frente al pago a una ayuda extra al personal sería necesario una reducción de impuestos porque las empresas están asfixiadas por la presión tributaria. Sumar una carga más en la situación actual lo vemos difícil”.

ANALÍA SALGUERO – Expendedores de Combustibles

“Cuando todos nuestros costos siguen subiendo y los precios de los combustibles están congelados es complicado pensar en asumir nuevas obligaciones. Además, ya tenemos una paritaria firmada y compromisos que tenemos que hacer frente”.

HERMES RODRÍGUEZ – Cámara de Comercio

“No se puede pagar un bono extra a los empleados cuando estamos tratando de sostener los puestos de trabajo. Ahora nos piden otro esfuerzo a los privados, la verdad es que no entiendo. Es imposible por más voluntad que podamos tener”.

Cambiemos habilitaría el debate

El oficialismo nacional puede habilitar el tratamiento de la emergencia alimentaria en la sesión especial prevista para mañana en la Cámara de Diputados.

El oficialista interbloque de Cambiemos en Diputados terminará de definir hoy su estrategia para la sesión especial pedida para mañana por la mayoría de las bancadas opositoras, con el fin de tratar las iniciativas sobre emergencia alimentaria.

La idea que domina en la bancada oficialista, que responde al presidente Mauricio Macri, es la de dar quórum para el debate del proyecto, habilitar su tratamiento y proponer algunas modificaciones al texto impulsado por el peronismo y sus aliados, sobre todo en lo referido a comprometer con el tema a la próxima gestión en caso de que los resultados de las elecciones de octubre sean adversas para Juntos por el Cambio, confiaron fuentes parlamentarias.

El tema se comenzará a definir hoy a las 12 en una reunión de la denominada “mesa chica” del interbloque, integrada por los radicales Mario Negri y Miguel Bazze; los macristas Álvaro González y Silvia Lospenatto y Juan Manuel López, de la Coalición Cívica.

Luego, a las 18, el pleno del interbloque, con sus más de 100 integrantes, fijará la postura definitiva para la sesión prevista para mañana a las 11.30. Si bien originalmente se manejaba la posibilidad de dejar que la oposición se encargara de juntar el quórum, finalmente Cambiemos resolvería sentar a los diputados en sus bancas desde el principio, e incluso habilitar el tratamiento del tema, trámite para el que se requieren los dos tercios de los presentes.

La posibilidad de neutralizar la sesión apelando a esa mayoría especial quedó descartada en las últimas horas, cuando entre la mayoría de los integrantes del interbloque comenzó a imponerse la variante de “dar el debate”

Gentileza Diario de Cuyo