Buenos Aires (EP) 08 de Abr. – La mayor empresa de servicios petroleros de la Argentina contrató a Finanzas y Gestión para reestructurar una deuda de US$ 105 millones con ocho grandes bancos. Preocupa un efecto rebote en el resto de la industria de servicios.

San Antonio Internacional, la mayor empresa de servicios petroleros de la Argentina, comunicó oficialmente a un grupo de bancos que no podrá pagar sus compromisos de deuda según el cronograma vigente. Para eso, contrató a la consultora Finanzas y Gestión, cuya cara visible es Fernando Balcich, para reestructurar una deuda de US$ 105 millones. La compañía, que es controlada por Lone Star, uno de los principales fondos de distressed de Estados Unidos, terminó de confirmar su estrategia esta semana en conferencia con cada uno de los acreedores.

El pasivo de San Antonio, que cuenta en su nómina de 3700 empleados, está distribuido en una serie de entidades bancarias. Las más expuestas son Banco Galicia, BBVA y Macro con préstamos que oscilan entre los 15 y los 17 millones de dólares. La reestructuración también alcanzará al HSBC, ICBC, Banco Provincia, Nación y Ciudad, según aseguraron fuentes privadas y confirmaron desde la empresa.

La crisis por el Covid-19 agudizó la caída de los precios del petróleo a nivel global, provocó un parate virtual de la demanda de combustibles (desde el inicio de la cuarentena el consumo de naftas cayó un 80%) y puso contra las cuerdas a las empresas de servicios, que como proveedores de las empresas productoras (YPF, PAE, Pluspetrol y Tecpetrol, entre muchas otras) son las que tienen contratado a la mayor parte del personal enrolado en la industria petrolera.

https://econojournal.com.ar/