Chile (EP), 14 de septiembre 2021. La continua innovación y el desarrollo de negocios sustentables siguen marcando la hoja de ruta de la compañía sueca, fabricante de equipos mineros y de soluciones para excavación de roca.

El crecimiento de Sandvik se sustenta en la continua innovación. Así lo señala Patricio Apablaza, Vicepresidente de Ventas Andean & South Cone de la firma, quien asevera que dicha estrategia le ha permitido a la compañía sueca posicionarse en Chile y el mundo.

Fabricante de equipos mineros y desarrolladora de soluciones para excavación de rocas, la empresa fue fundada en 1862 por Göran Fredrik Göransson, pionero en el mundo en usar el método Bessemer para la producción de acero a escala industrial. “Desde entonces la firma, presente en 160 países y 40 mil empleados, se ha enfocado en ofrecer alta calidad y valor agregado; invertir en I+D, y en mantenerse cercana a los clientes”, precisa.

Apablaza destaca que para hacer el cambio hacia negocios más sostenibles, el Grupo Sandvik se está enfocando en cuatro objetivos de sostenibilidad para 2030. CIRCULARIDAD, con un objetivo es alcanzar más del 90% de circularidad; CLIMA, con un objetivo es reducir a la mitad el impacto del CO2; PERSONAS, Cero daños a las personas, y JUEGO LIMPIO. Nuestro objetivo es siempre hacer lo correcto.

Como ejemplos en CIRCULARIDAD, destaca que la empresa firmó también convenios con clientes respecto al reciclaje del carburo de tungsteno, material que se usa en las brocas de perforación. “Nosotros retiramos de las operaciones las que se encuentran en desuso, y las enviamos a nuestras fábricas como materia prima para volver a producir brocas”, sostiene. “La reconstrucción de equipos también es un buen ejemplo de Circularidad, debido a que extiende el ciclo de trabajo de estos activos, acción que contribuye a reducir el impacto ambiental”, dice.

Sandvik busca alcanzar el “cero daño” a las personas, prioridad de la compañía. “Asimismo, nos inspira hacer lo correcto mediante nuestros códigos de conducta y programas de compliance con proveedores, distribuidores y clientes”, añade el ejecutivo.

Confiabilidad

Otra estrategia de posicionamiento de Sandivik es estar físicamente cerca del cliente poniendo a su disposición centros de servicios con talleres de mantenimiento o reparación, bodegas con stock de repuestos, y personal calificado que atienda todo tipo de requerimiento. “Hace dos años inauguramos un nuevo recinto en Calama. Y en 2022 esperamos disponer de uno en Copiapó”, revela Apablaza.

La visión de la compañía sueca de aportar al crecimiento sostenible incluye la contratación de personas provenientes de Antofagasta, Calama y Copiapó. “En el norte grande aumentará considerablemente la producción de cobre. Eso demandará aún más soporte”, sostiene el ejecutivo.

Ante la dinámica del mercado, Sandvik busca ser no solo un proveedor de equipos y servicios, sino que un socio estratégico que ayude a sus clientes a optimizar sus operaciones mineras. “Disponemos de un equipo compuesto por ingenieros especialistas mineros que denominamos T4M, y que hace estudios que facilitan procesos más eficientes, con el mejor soporte y el menor costo operativo”, indica.

A todos los colaboradores de las áreas administrativa, comercial, soporte o atención de Sandvik se les inculca ponerse en todo momento en el lugar del cliente, y actuar con sentido de urgencia. “Además, debemos ser honestos y transparentes, sobre todo respecto a los tiempos de entrega. Así, cultivamos la confianza y mantenemos la fidelización”, señala Apablaza.

“Los reconocimientos recibidos nos indican que estamos haciendo bien las cosas, y que avanzamos hacia ser el proveedor preferido”, acota.

Innovación

Sandvik ha sido pionero en la búsqueda y aplicación de soluciones automatizadas y digitalizadas para la minería.

“La esencia de la compañía es la innovación y tecnología. Quisimos complementar el trabajo físico-mecánico que realizan nuestros técnicos desarrollando sistemas de digitalización que permiten que desde un smartphone, por ejemplo, se pueda ver qué equipo está funcionando en la mina y cómo se está desempeñando. Contamos con especialistas en Santiago que analizan data para emitir reportes preventivos”, recalca Patricio Apablaza.

Recuerda que la empresa firmó un convenio con IBM Watson para desarrollar un modelo de algoritmo preventivo de posibles fallas en componentes de equipos. “Así, generamos informes, advertimos con antelación un evento, damos recomendaciones para un cambio oportuno de componentes y programamos dicho procedimiento. Todo esto garantiza la continuidad operacional”, explica.

Apablaza asevera que Sandvik lidera el mercado de equipos subterráneos automatizados.

“En Chuquicamata Subterránea tenemos operativos cargadores con nuestro sistema AutoMine® Fleet, para flota que comparte la misma área de producción automatizada, y que proporciona control y gestión automática del tráfico, mientras los operadores supervisan de forma remota el proceso. En El Teniente operan cargadores y camiones automatizados provistos por nuestra compañía, mientras el centro de control funciona en Rancagua. Y en otras mineras más pequeñas como Cemin Holding Minero también han sido aplicados equipos automatizados”, sostiene.

La demanda de soluciones automatizadas de Sandvik sigue creciendo a un ritmo significativo. “Hace tres años teníamos cinco técnicos especializados en automatización para atender este negocio en Chile. Actualmente suman más de 60. Además, disponemos de un centro de entrenamiento de digitalización con diferentes simuladores”, revela.

Agrega que “además de aumentar la seguridad laboral, la automatización es una solución que genera una operación más productiva y segura. Un equipo automatizado no para”.

Fuente https://www.mch.cl/