Buenos Aires (EP) 1 Nov. – Mejoran expectativas de inversores aunque dudan de la reelección de Macri. Con inversores de Wall Street, Dujovne y Sanleris buscaron transmitir optimismo El equipo económico regresó de Nueva York con la sensación de que los ceros en política monetaria y fiscal empiezan a seducir nuevamente a inversores, tras la reversión de los flujos que se dio en los últimos meses y que impactó de lleno en los activos argentinos. No obstante, aún persiste el temor en el terreno político, puntualmente si Mauricio Macri llegará a ser reelecto.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el presidente del BCRA, Guido Sandleris; el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y la vicepresidente 2° del Central, Verónica Rappoport, terminaron ayer a las 18 de Buenos Aires los encuentros con inversores, que habían comenzado el martes, y emprendieron el regreso.

«Hay una renovación en las expectativas», resumieron en el entorno de Dujovne sobre la impresión que recogieron tras los encuentros.

En las reuniones el equipo económico presentó el nuevo programa, con cero expansión de base monetaria hasta junio del 2019; el seguimiento del plan fiscal, con la presentación del Presupuesto aprobado en Diputados y la intención de llegar a déficit primario cero en 2019; la situación macroeconómica, recesión mediante; y que los salarios tocarían piso entre octubre y noviembre de la mano de la reapertura de paritarias.

«Sobre lo fiscal tienen menos dudas, se dieron cuenta de que cumplimos; sobre lo monetario ven que está yendo bien, que la política monetaria va en serio, y si bien falta que transcurra tiempo para evaluarla, por ahora la expectativa es muy buena», agregó la fuente.

Precisamente ayer, en medio del segundo día de los encuentros en Nueva York, el mercado cambiario sumó un día a favor: el dólar perdió valor y se vendió a $ 36,70, cerca del piso de la banda de no intervención, ahora en $ 35. Según relataron otras fuentes, los funcionarios tuvieron así coartada para revelar más lineamientos del programa. Pronosticaron que hacia la próxima semana la cotización del dólar podría tocar la banda inferior de no intervención. En ese caso, anunciaron que se intervendrá para que el peso no se aprecie, y anticiparon que no será agresivamente. Pero también revelaron que no habrá una esterilización de esa intervención, tal como se acordó con el FMI.

«Los analistas vieron que cuando hubo días no tan buenos en las últimas semanas, en la Argentina el impacto casi no se sintió», sostienen en el Gobierno. La fuente reconoció que «el ánimo es muy positivo», pero indicó que para que los spread bajen, los inversores siguen a la expectativa de la evolución de la política monetaria y de que Macri quede en una posición más cercana a ser reelecto. «Les interesa ver cómo estamos parados con la sociedad», explicó sobre la preocupación en el terreno político. «Tendremos que trabajar más para Mauricio sea reelecto», agregó.

De acuerdo con la presentación que hizo Dujovne, a la que accedió El Cronista, el año que viene la economía caerá 0,5%, aún con un repunte de exportaciones que Hacienda proyecta en aumento de 20,9%. Además, remarcó que la deuda a corto plazo en dólares (las Letes, básicamente) se está cambiando por letras nominadas en pesos, es decir, Lecap. En concreto, el stock de Letes en dólares disminuyó de u$s 17.100 millones en enero a u$s 10.700 millones en octubre. En sentido contrario, las Letes en pesos y las Lecap crecieron y llegan hoy a los $ 283.000 millones.

Marcó que la tenencia por parte de los tenedores privados cayó en u$s 6400 millones, mientras que el stock en manos de locales se mantuvo estable. Así, mientras que del total de enero de los u$s 17.100 millones la mitad estaba en manos de tenedores extranjeros, hoy ese porcentaje es sólo de un 20%.

Gentileza Cronista Comercial