Buenos Aires (EP) 17 de Agosto. -Según un informe de la CTA se concluye que si bien el Gobierno nacional ha mostrado algunos ítems positivos, como el aumento de los asalariados, el porcentaje no es significativo porque es equivalente al crecimiento vegetativo. Hay un crecimiento de monotributistas y de asalariados del sector público que profundiza la pérdida de posiciones relativas de los asalariados registrados del sector privado y que la industria manufacturera, en mayo de 2017, registró la menor cantidad de trabajadores desde agosto de 2010.

RÍO GRANDE – La situación del sector de los trabajadores no ha mejorado en el último año y medio de gestión del gobierno de Mauricio Macri pese a que se han mostrado índices positivos desde la Casa Rosada, pero desde la CTA explicaron que son números relativos que no reflejan la realidad.

«A un año y medio del cambio de gobierno a nivel nacional los datos referidos a los asalariados registrados muestran un agravamiento de las tensiones que el mercado de trabajo ya venía presentando desde al menos el año 2012», indica un informe sobre la situación de los asalariados registrados con la última información oficial disponible realizada por el Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma.

Entre los principales contenidos del informe se señala que «según los últimos datos oficiales, correspondientes al mes de mayo de este año, la cantidad de asalariados registrados se incrementó en un 1,5 por ciento con relación al mismo mes de 2016 y un 2,3 por ciento con respecto a 2015. Estos porcentajes son similares al crecimiento vegetativo de la población y, por ende, en términos relativos no reflejan un proceso de recuperación en el empleo”.

Además se menciona que «en los últimos dos años la categoría ocupacional que presentó el comportamiento más pobre fueron los asalariados registrados del sector privado, que en mayo de 2017 presentaban una variación interanual positiva del 0,5 por ciento, y una variación negativa del 0,2 por ciento con respecto a 2015. Por el contrario, quienes más crecieron en idéntico período fueron los monotributistas (4,7 por ciento y 5,9 por ciento con relación a 2016 y 2015 respectivamente). A su vez, los asalariados del sector público se incrementaron en un 1,4 por ciento y 4,7 por ciento”.

Empleo público o privado

El informe del observatorio de la CTA Autónoma expresa también que «este mayor crecimiento de los monotributistas y de los asalariados del sector público profundiza la pérdida de posiciones relativas de los asalariados registrados del sector privado, que pasaron de representar el 55,5 por ciento del total de los trabajadores registrados en 2012 al 51,4 por ciento del total en 2017” al tiempo que se destaca que «a pesar de este estancamiento relativo, el Gobierno nacional ha comenzado a instalar discursivamente que el empleo estaría en vías de recuperarse, mostrando variaciones interanuales positivas y crecimientos mensuales a partir de julio de 2016. Ello esconde, por un lado, que la comparación se realiza contra el peor momento de la crisis de 2016 y, por el otro, que en el mediano plazo la evolución del empleo registrado apenas acompaña el crecimiento vegetativo de la población”.

Otro de los datos expresados tiene que ver con que «dentro de los asalariados registrados del sector privado, el crecimiento del empleo a partir de julio de 2016 fue liderado casi exclusivamente por la industria de la construcción (entre julio de 2016 y mayo de 2017 creció un 8,2 por ciento contra un promedio de apenas el 0,8 por ciento). Dentro de este sector, las empresas de más de 100 trabajadores explicaron el 75 por ciento de los nuevos puestos de trabajo” y agrega que «En otras palabras, el principal impulso a la creación de empleo en el sector privado ha estado en manos de un sector y empresas directamente ligadas a decisiones del Estado, tanto a través de la obra pública como del fomento al mercado inmobiliario”.

Desde la CTA Autónoma indicaron que «por el contrario, la industria manufacturera no parece encontrar un piso, y en mayo de 2017 registró la menor cantidad de trabajadores desde agosto de 2010, profundizando así una caída iniciada en septiembre de 2015 y que aún no se ha detenido” y asegura que “el Gobierno nacional también afirma que se estaría registrando un crecimiento del salario real. Sin embargo, los propios datos oficiales muestran que en mayo volvió a caer el ingreso de los asalariados registrados del sector privado en comparación con el mes anterior, situación que ya se repite desde el mes de febrero de este año. La tendencia declinante del salario real en el mediano plazo sigue siendo una característica central del mercado de trabajo en nuestro país, que se ha profundizado en la primera parte de este año».

Fuente Tiempo Fueguino