Buenos Aires (EPatagonicas) 31 de Agosto. – La empresa presentó un nuevo comercial, que ya está circulando por los canales de televisión, en el que pone el acento en destacar la calidad de sus productos de mayor pureza. La disputa por un mercado en expansión, que apunta a los clientes de mayor poder adquisitivo.

El film fue realizado por el prestigioso director de Hollywood, Carl Erik Rinsch.

Desde principios de agosto, Shell ha desplegado en los principales medios del país la nueva campaña publicitaria “Shell V-Power Nitro+”, denominada “Stay Ahead”. Fue presentada por primera vez en el stand que la compañía ubicó en el Salón del Automóvil, con gran aceptación por parte del público. Según destacan en la firma, este video “incluye un impactante comercial filmado por el prestigioso director de Hollywood, Carl Erik Rinsch”.

¿De qué se trata? Consiste en una persecución donde el monstruo de la corrosión, la suciedad y la fricción, intenta atrapar a un BMW, pero nunca lo logra, y se desintegra al llegar a una estación de servicio Shell por la presencia de Shell V-Power Nitro+.

Este spot estará al aire durante varias semanas, con foco en televisión, cines e internet. En lo que respecta a la pantalla grande, en cambio, desde Shell precisan que “la mayor presencia estará dada en canales de cable de noticias, deportes y películas”. Es la primera vez que la firma utiliza un vehículo de marca BMW como protagonista “gracias a la alianza técnica recientemente firmada con la automotriz alemana”.

“Estamos ante una campaña de primer nivel mundial que, sin dudas, contribuirá a nuestra posición de liderazgo en calidad de combustibles”, resaltó Andrés Cavallari, Gerente General de Retail de Shell Argentina.

Sobre Shell V-Power Nitro+

Esta variedad de combustible, de acuerdo a información de la empresa, introdujo por primera vez en el mercado argentino un paquete aditivos que contiene componentes reductores de fricción combinados con una combinación especial de detergentes.

Están diseñados para lubricar las paredes del cilindro y reducir la fricción en áreas críticas del motor, lo que permite liberar energía valiosa que de otra manera se desperdiciaría, contribuyendo a mejorar la eficiencia del motor. Para dar cuenta de calidad, en Shell mencionan que son utilizados por Ferrari en la Fórmula Uno.