Buenos Aires (EPatagonicas) 07 de Septiembre. – Sería parte de un programa de desinversión por USD 30.000 millones. Lo aseguró el CEO mundial de la petrolera, Ben van Beurden. La empresa posee en el país unas 600 estaciones de servicio, pero proyecta reducirlas (NA).

Las palabras de Ben van Beurden, el presidente ejecutivo al frente de Shell, no pasan desapercibidas en suelo local. El empresario adelantó que la gigante petrolera está evaluando vender “activos de refinación, transporte y distribución en la Argentina”, en el marco de un plan de desinversiones en todo el mundo por USD 30.000 millones.

En una conferencia de prensa en Nueva York, esta revisión en el país no incluye la exploración y producción, según consignó la agencia Reuters. En cambio, sí incluye las estaciones de servicio.

Los activos de downstream que planea poner a la venta la petrolera son la refinería de Buenos Aires, 600 estaciones de servicio, negocios de comercialización y suministro, químicos, propano o gas de petróleo licuado, combustibles marinos, combustibles para la aviación y negocios de lubricantes.

La petrolera Shell busca centrarse en operaciones más rentables.

Durante su primera presentación de estrategia de largo plazo desde la compra de BG por USD 54.000 millones en el primer trimestre, Shell informó planes para limitar el gasto y cerrar plantas en algunos países.

¿Cuál es el objetivo? Centrarse en las operaciones más rentables, como la de gas natural licuado, la producción en aguas profundas y los químicos.

Van Beurden dijo que esperaba que los nuevos recortes ayuden a impulsar las acciones de Shell, que han quedado a la zaga de sus rivales desde que el acuerdo de compra de BG fue anunciado en abril de 2015.

INTERÉS POR LA EXPLOTACIÓN NO CONVENCIONAL EN VACA MUERTA

Fuentes autorizada de Shell en la Argentina destacaron que la empresa consideras que “las inversiones globales de shale son prioridad de crecimiento futuro a partir del 2020 y, por lo tanto, estamos comprometidos con el desarrollo y crecimiento de nuestro negocio de no convencionales en la Argentina en los años venideros (Vaca Muerta)”.

De ahí que enfatizaron los informantes que “Shell no tiene intención de perder presencia en la Argentina. Una revisión estratégica de nuestra cartera de downstream es una evaluación del modelo y activos que el negocio tiene en el país. La empresa tiene un fuerte compromiso con la Argentina donde tenemos más de 100 años de historia”.

Fuente Infobae