Buenos Aires (EPatagonicas) 05 de Septiembre. – Surtidores accedió en exclusiva al informe de ventas de naftas y gasoil en estaciones de servicio que difunde el  Ministerio de Energía de la Nación correspondiente al mes de Julio. Se registró una fuerte retracción de los despachos en todas las compañías a excepción de una que continúa escalando en la preferencia de los automovilistas.

Para Shell, los números son el resultado de una sólida estrategia de crecimiento.

En el sector de las estaciones de servicio, el segundo semestre arrancó lejos de las previsiones proyectadas por el Gobierno de Mauricio Macri. Es que según las estadísticas recientemente difundidas por el Ministerio de Energía de la Nación, las ventas de naftas y gasoil al público sufrieron en julio un retroceso interanual del 7.2 por ciento.

Esta brusca caída de la demanda fue impulsada principalmente por la menor actividad del gasoil Grado 2, un combustible emparentado directamente con la industria y el campo. En este segmento, la retracción del consumo  fue del 16.6 por ciento si se comparan los períodos 2015/2016.

El contexto también fue desfavorable para el resto de los productos que se ofrecen en los surtidores: los despachos de nafta súper declinaron 2.1 por ciento y los de Premium 1 por ciento; en tanto que el diésel Euro fue el único que remontó, aunque un escaso 0.7 por ciento.

Otro dato que merece destacarse es que el volumen expendido por las estaciones de servicio en julio de este año fue el menor de los últimos seis. El punto es que esta situación ha potenciado el riesgo del sector, considerando que el 51 por ciento de los establecimientos  vende hasta 250 mil litros; el 39, entre 250 y 600 mil litros, y solo el 10 por ciento más de 600 mil litros, de acuerdo a un informe elaborado por CECHA.

Este escenario recesivo sin embargo, no abarcó a todas las compañías que operan en el mercado. En mayor o menor medida, YPF, AXION, Oil, Petrobras y Refinor vieron afectado el caudal de litros requerido por los automovilistas; la única excepción fue Shell, que incrementó 4.3 por ciento el volumen de naftas y gasoil al público.

¿Cuál es la razón que motivó la expansión del market share a pesar de ser la más cara del mercado? “El mes de julio ha sido otro buen mes para nuestra marca, consolidando así un excelente primer semestre para Shell. Estos números son el resultado de una sólida estrategia de crecimiento basada en una construcción de marca (más clientes prefieren Shell) y mejora en la atención y servicios brindados en cada visita”, refirieron voceros de la compañía a surtidores.com.ar. “En el mes de julio también tuvimos el lanzamiento de nuestro programa de fidelización Shell LATAM Pass y estamos muy entusiasmados ya que empezamos a recibir nuevos clientes, impactando positivamente en nuestro volumen”, agregaron.

Las más comprometidas

En base a estos antecedentes, CECHA realizó un relevamiento de las marcas más potencialmente comprometidas por volúmenes de venta. Salvo, YPF y Shell, las restantes compañías superan la media en la cantidad de expendedoras que venden hasta 250 mil litros. Las que exceden este porcentaje son Oil Combustibles y Pdvsur, siendo sus estaciones las más complicadas, junto a las blancas, que superan el 90 por ciento y tienen las mayores probabilidades de cierre.

Siguiendo el análisis, la entidad señala que de las bocas YPF, solo el 21 por ciento venden hasta 250 mil litros y en segundo lugar se encuentra Shell. En la franja entre 250 y 600 mil litros, YPF, Shell y Axion Energy, tienen una amplia franja de estaciones. La mayoría de las que venden por encima de los 600 mil litros son explotadas comercialmente por las principales compañía de bandera, siendo YPF la de mejores volúmenes.

Fuente Surtidores