Buenos Aires (EP) 15 de mayo. – El Sindicato de Petroleros denunció que bajaron las ventas en las expendedoras de la localidad de Berisso como consecuencia de la polémica aplicación de un impuesto extra al precio final de surtidor. Desde Cambiemos, le quitaron crédito a dicha medición

En el Municipio Bonaerense de Berisso, comenzó a implementarse el nuevo gravamen local que provocó que el precio de las naftas en las Estaciones de Servicio sea más alto que los que ofrecen sus colegas de La Plata, Ensenada y zonas aledañas en las cuales no se cobra.

La imposición de esta tasa que es cobrada en su mayoría por intendentes afines al gobierno nacional y provincial, según los especialistas en el tema, “causan perjuicios a las estaciones y a los consumidores que deben pagar casi 50 centavos más el litro, mientras que el monto recaudado suele no ser suficiente para el objetivo de construir y mantener caminos municipales”.

Sucede que en este caso, el secretario general del SUPeH Berisso, Miguel Pujol, denunció que camiones de la Delegación Zona I del municipio berissense “cargan combustible en la ciudad vecina de La Plata” para no pagar la tasa que la comuna le cobra el resto de los vecinos. Por ello, el gremio dice tener datos precisos de que las ventas de las expendedoras locales cayeron un 18 % en el último mes.

Pero contrariamente a los dichos del sindicalista, el ex Jefe de Gabinete de Berisso y actual concejal de Cambiemos, Alberto Amiel le respondió que “es muy temprano aún para tener una cálculo sobre las consecuencias de la aplicación de la tasa vial, porque se implementó hace pocos días”. En ese sentido, Amiel dijo que “resulta una expresión de deseo más que un dato cierto lo expresado por el sindicato, que anteriormente había presentado un recurso en la justicia contra esta norma”.

Al ser consultado sobre la decisión de la Corte suprema de la Provincia de Buenos Aires, del año 2014 que declaraba la inconstitucionalidad de la Tasa Vial para el municipio de Junín y que fuera tomado por los opositores a esta medida en los territorios bonaerenses en las cuales se intentó llevar adelante, aclaró que “no es una sentencia firme”. Finalmente aseguró que el dinero recaudado en este impuesto está destinado solamente a cuestiones de infraestructura de caminos y no será utilizado para “gastos corrientes”, a la vez que dijo no haber recibido quejas de ningún estacionero particular por este tema.

A pesar de ello, ante la noticia, FEC, con su Presidente Julio Alonso y su Tesorero Juan Carlos Basílico a la cabeza, advirtieron que luego de haberse reunido sin éxito con el intendente Jorge Nedela para evitar la aplicación, evalúan una medida de amparo ante el tribunal económico pertinente.

Web FEC  http://fec-ra.com.ar

Martín Nicolás Villa

Prensa

Federación de Entidades de Combustibles