Buenos Aires (EPatagonicas) 18 de Marzo. – Miguel Galuccio, el presidente y CEO de YPF, la mayor empresa de la Argentina, abandonará su cargo a fines de abril, cuando la asamblea de accionistas cumpla con la decisión del presidente Mauricio Macri y no le renueve sus cargos. Sin embargo, es muy probable que aún no esté definido quién será su sucesor, por lo que la empresa funcionará sobre la base del plan actual de negocios, pero sin una cabeza en términos operativos o, en el mejor de los casos, un comando provisional. Así lo reconoció ayer en Nueva York Miguel Gutiérrez, actual director de la compañía, que en abril se convertirá en el presidente de la empresa. En diálogo con inversores, el ex ejecutivo de Telefónica reconoció que el proceso para reemplazar a Galuccio llevará “alrededor de 90 días. Mientras tanto la compañía seguirá con su plan de negocios para el año, que el directorio en el que estoy aprobó recientemente”.

Las autoridades salientes y entrantes intentaron ayer llevar a la ciudad norteamericana el mensaje de transición ordenada que intentan implementar, aunque con algunos sobresaltos. Los ejecutivos intentaron en la reunión de ayer buscar inversores interesados en comprar hasta US$ 1000 millones en bonos que pondrán hoy en venta, algo que cubriría casi todas sus necesidades financieras del año.

La regla del encuentro fue el intercambio de elogios. “Quisiera agradecerle a Miguel Galuccio por su gran trabajo liderando YPF durante un período difícil y le deseo lo mejor en el futuro”, dijo Gutiérrez. Fue una devolución de la gentileza que antes había tenido Galuccio con el nuevo directivo: “El accionista de control decidió proponer a Miguel Gutiérrez como nuevo chairman de YPF y creo que ésta fue una excelente elección”, aseguró.